ENTREVISTAS

Yair Rodríguez: “Sé que es una pelea complicada”

Por: Rodrigo Del Campo (@RodDelCampo)

Faltan menos de 24 horas para que Yair ‘Pantera’ Rodríguez suba a la báscula para lo que será un histórico evento estelar este sábado, cuando en la primer función de UFC en Salt Lake City, Utah se convierta también en el primer mexicano en encabezar una cartelera de UFC cuando enfrente a Alex Caceres.

Han sido cuatro peleas de Yair Rodríguez en UFC. Cuatro victorias en fila que hicieron historia en el MMA mexicano, así como lo volverá a hacer este sábado en su primer pelea estelar de la noche, donde una victoria lo pondría en un nivel cercano a lo más alto de las 145 libras.

“Todo ha estado excelente, he estado comiendo hasta un poquito de más porque la verdad ya estoy cerca del peso, me siento excelente, física y mentalmente. Mi mente y cuerpo los veo como uno mismo, me siento contento y listo para el sábado” nos dice vía telefónica a pocas horas de terminar el proceso de corte de peso.

Este viernes, Yair subirá a la báscula a las 10 am hora local, teniendo el mayor tiempo de recuperación en su carrera de UFC, ya que el subirá a pelear 36 horas después. Uno de los grandes retos, fue la altura de 1,300 metros sobre el nivel del mar de Salt Lake City, y a pesar de que Yair ha peleado en dos ocasiones en la Ciudad de México a más de 2,000 metros de altura, su equipo llegó antes de tiempo para entrenar a las afueras de Salt Lake con aún más altura.

“El proceso de adaptación fue difícil. Al llegar a la altura tu cuerpo se enfrenta a un proceso y hay que aclimatarse. Por eso vine dos semanas antes. Un poquito de dolor de cabeza, mareos, pero al final de cuentas con lo que hemos trabajado mi equipo y yo hemos sacado adelante la preparación. Me siento excelente y aclimatado.”

Existen dos características que han emocionado al originario de Parral, Chihuahua ante los prospectos de enfrentar a un veterano de 14 peleas en el octágono como Alex Caceres. El primero es el nivel de pelea de Caceres, quien cuando está en sintonía es uno de los oponentes más peligrosos del octágono. El segundo, es la gran actitud de su oponente dentro y fuera de la jaula, donde a pesar de caminos diferentes, Yair ve algunas similitudes.

“De la estrategia, es un rival que le gusta pelear parado y solo si es necesario voy a buscar el derribo. Precisamente como Alex es también, si tiene el derribo lo va a buscar y quien gane el ‘scramble’ creo que va a ganar. Hay que ser rápido, tiene dos sumisiones de la noche y es un peleador que saca una sumisión de la nada y hay que ir bien preparado.

“Sé que es una pelea complicada, es un peleador que siempre está sonriendo aunque tenga un mal momento tiene una buena actitud. Y eso también me gusta, pelear con alguien con buena actitud. También se trata de eso, es un deporte, es una competencia, no somos animales, no nos peleamos como si fuera la calle. Disfruta lo que hace y yo también lo disfruto. Nos manejamos de manera diferente pero no quiere decir que no queremos lo mismo.

“Escuché sus entrevistas y me gusta como piensa y veo algunas similitudes. Dice que será una prueba difícil para los dos, y creo lo mismo. Veremos que pasa el sábado.”

Acompañado del honor de ser estelar en la cartelera, viene un aumento en la carga de trabajo promocional. Ser la cara de una función significa más atención de medios, haciendo del balance con el entrenamiento algo delicado, pero sobre todo, algo de que aprender.

“Me he sentido bien, ha sido difícil no te voy a decir que no. Me metieron mucha presión con la carga de medios pero es parte del proceso también. Hay que aprender a trabajar y vivir con eso, es parte de mi trabajo hacerlo. Le he agarrado cariño. Siempre es bueno hablar con ustedes, Rodrigo que los considero parte de mis amistades y me hacen recordar buenas cosas cuando platicamos. A veces cuando das una entrevista te das cuenta de cosas que ni has pensado.”

La esquina de Yair tendrá un cambio este sábado. A si entrenador en jefe Mike Valle, a quien Yair se refiere “como una joya invaluable que he encontrado en mi vida”, y al entrenador de lucha Mark Perry, se unirá una importante presencia directo del inicio de la carrera del mexicano.

“Viene mi antiguo coach, Ricardo Morales. Cuando estaba en Ciudad Juárez, entrenaba con él. Le ofrecí esta oportunidad para que viva las cosas en el UFC. Es una persona que me apoyó mucho en su momento cuando yo estaba en Juárez, me quedaba con él, nunca me cobró un peso por entrenar y creo que es una buena manera de pagarle todo lo que ha hecho por mí. Que venga, que tenga la experiencia de pisar el octágono. Él ya tiene su escuela de MMA, ya no es peleador, pero si le puedo dar la experiencia entrando como coach, se la voy a regalar. Se la ha ganado y me tendrá más motivado.”

Para Yair, la mayor motivación viene de su familia. Desde que lo vimos por primera vez en The Ultimate Fighter con las fotos de sus seres queridos en sus entonces clásicas carrilleras, nos dimos cuenta de la importancia. Si bien algunos miembros de su familia no estarán, habrá gente de todo México haciendo sacrificios para poder viajar y verlo en acción.

Es con ellos con quien Yair se siente en deuda, y quienes nos dice, son su inspiración para darlo todo este sábado.

“Mi papá no pudo venir, mi hermanita está entrando a la Universidad, mi hermano con el nuevo trabajo que tiene no puede venir. Viene mi mamá, sus hermanas, mi tío, amigos de Parral, primos, familia de Torreón, Juárez, Chihuahua. Hay gente que viene manejando 30 horas de Chihuahua a Salt Lake City para verme. Es a la gente que le debo esto, por respeto y por todo el amor, merecen que deje mi corazón arriba de la jaula sin importar el resultado por todo el esfuerzo que están haciendo para venir a apoyarme.”

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top