Indiscutido

NOTICIAS

TRES ASALTOS: UFC en Latinoamérica, Agencia Libre, UFC Fight Pass

Rodrigo Del Campo / Indiscutido.com

Por: Rodrigo Del Campo (@RodDelCampo)

El 2015 ha llegado a su fin y con el uno de los años más rentables y exitosos para la promoción más importante del MMA mundial, el UFC. ¿Qué podemos esperar en 2016? ¿Cuales serán los temas más importantes en este nuevo año? Para la última columna ‘Tres Asaltos’ de 2015 he elegido estos tres temas:

PRIMER ASALTO: UFC en Latinoamérica

El 2016 será un año clave para el UFC en Latinoamérica. Después de más de tres años de esfuerzos comerciales y de relaciones públicas la promoción llegó a México en 2014 y a pesar de un Caín Velásquez lesionado UFC 180, así como la primer temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica, fueron éxitos rotundos. UFC 188 fue un poco más complicado, otro lleno total estuvo repleto de peleas donde la condición cardiovascular de los peleadores fue afectada por la altura de la Ciudad de México. También hay que tomar en cuenta las historias de varios aficionados que sufrieron durante la función la falta de seguridad por parte del personal de la Arena Ciudad de México, lugar donde la comida se terminó antes de la segunda pelea, pero donde se vendían botellas de alcohol enteras que terminaron ocasionando peleas campales en las cuales la seguridad simplemente no intervenía.

Monterrey en noviembre fue problemático. La baja cantidad de suscriptores de UFC Network afectó la venta de una sólida cartelera con talento que aficionados que no cuentan con la señal, simplemente no conocen. Los errores de Televisa con la segunda temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica también mataron la función, con 7 horarios diferentes en 12 capítulos. Con poco más de 10,000 espectadores, muchos comprando entradas la semana del evento, en una Arena Monterrey con capacidad de más de 17,000 aficionados que tuvo que cerrar una sección completa para no presentar secciones vacías, fue el resultado.

De acuerdo a varias fuentes Monterrey ha quedado fuera de los planes del UFC y la promoción se enfocara en la Ciudad de México en 2016 con dos funciones, una en el primer semestre y la segunda en el mes de noviembre al terminar la tercer temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica, la cual una vez más será transmitida de agosto a noviembre. Por el momento no hay planes de visitar otro país de Latinoamérica que no sea México o Brasil.

Dos temas afectan a la Ciudad de México, el primero siendo ¿qué peleador del UFC que no sea Caín Velásquez podría vender más de 20,000 boletos? El segundo, los más de 2,000 metros de altura de la ciudad. Fabricio Werdum ya mostró el molde, al menos seis semanas de entrenamiento en altura son necesarios para dar una buena pelea, pero el costo es alto. El UFC lo único que cubre a los peleadores es la estadía para ellos y un miembro de su esquina, con per diem, durante la semana de la pelea. Es complicada para peleadores que ganan menos de 50,000 dólares por pelea hacer un campamento de seis semanas con entrenadores, compañeros de sparring y alimentos, tomando en cuenta que también tendrían que pagar impuestos en Estados Unidos, impuestos en México, y porcentajes a managers y gimnasios.

Tener 100% del contenido del UFC detrás de una barrera de paga no ha funcionado en la región. En los Estados Unidos, aún cuando el costo de solo 2 de los 13 Pagos Por Eventos pagaría un año completo de UFC Network, más de 200 peleas de 473 que realizó la promoción en 2015 estuvieron disponibles en televisión por cable básica o televisión abierta en los canales Fox Sports 1 y FOX lo cual crea un camino que lleva al aficionado casual a consumir el contenido de paga de la promoción.

Se ha realizado un gran esfuerzo por crecer a México como mercado, pero con las dificultades de los dos últimos años 2016 podría ser el punto de inflexión para una difícil decisión por parte del UFC.

SEGUNDO ASALTO: Agencia Libre

Desde la época de PRIDE y los últimos años de Strikeforce no hemos visto una verdadera época de agencia libre para los peleadores de MMA hasta ahora. Gilbert Melendez inició en febrero de 2014 firmando con Bellator MMA y aún cuando el UFC igualaba el contrato y lo retenía, mostraba que había más para los peleadores de élite que el octágono.

Tres peleadores, ambos en distintos puntos de su carrera, niveles de popularidad y ganancias, son agentes libres en este momento, el prospecto Aljamain Sterling, el ex campeón ligero Benson Henderson y Alistair Overeem. En unas semanas se les unirá el peso completo Matt Mitrione que después de enfrentar a Travis Browne el 17 de enero será agente libre.

La clave ha sido la decisión que ha tomado este grupo de peleadores. El UFC siempre intenta volver a firmar a los peleadores talentosos antes de que su contrato llegue a su fin, lo hicieron con ellos tres y lo hicieron con Mitrione, pero todos rechazaron la oferta para tener el último combate y probar la agencia libre.

Henderson es un talento probado y popular que podría dar nueva vida a las 170 o 155 libras de cualquier promoción. Aljamain Sterling es uno de los mejores peleadores de 135 libras en el mundo y podría ser clave en una promoción como Bellator MMA que necesita talento popular y de habla inglesa en la división gallo. Alistair Overeem, pase lo que pase en sus peleas, es taquilla garantizada y audiencia de televisión, especialmente después de una sólida victoria ante Junior Dos Santos.

Veremos si realmente hay un mercado para agentes libres, si existen disputas entre promociones por sus servicios, si el UFC está dispuesto a dejarlos ir o, si la promoción del octágono seguirá dominando y marcando la pauta en cuanto salarios, bajos o altos, para el resto del mercado.

TERCER ASALTO: UFC Fight Pass

Cuando el UFC lanzó UFC Fight Pass en enero de 2014 el servicio de streaming era un servicio apurado al mercado, en infancia y con problemas de seguridad. ¿Porqué la velocidad en lanzarlo?

Al buscar nuevas fuentes de ingresos la promoción hizo un salto importante de 2013 a 2014, pasando de 33 a 46 carteleras. La taquilla no era el único aspecto importante, la venta de derechos de televisión fuera de los Estados Unidos ha sido clave. Con nuevos contratos en Inglaterra y otras partes de Europa, Australia y Asia, el UFC tuvo 11 carteleras ese 2014 fuera del continente americano y a diferencia de otros años, cuando las funciones tenían horarios extraños locales para poder acomodarlas en un horario ‘prime time’ en los Estados Unidos, había que colocarlas en horarios locales estelares para satisfacer a las nuevas cadenas con las cuales se había firmado en esas regiones.

Fight Pass fue la solución planteada por el UFC para aprovechar estas carteleras. 10 dólares al mes para acceder al catálogo con todas las peleas en la historia del UFC y poder ver estas carteleras que no se podían colocar en televisión en los Estados Unidos.

Eventualmente el servicio ha madurado y tuvo un 2015 de transición con la primer cartelera exclusiva del servicio realizada en este continente, UFC Fight Night: Namajunas vs VanZant, y ha sumado al servicio la transmisión de seis promociones de MMA, Invicta FC, Titan FC, Shooto Brasil, Pancrase, Brace MMA y EFN. Bajo la dirección de Eric Winter, ejecutivo que llegó a mediados de 2015 para reemplazar a Ant Evans al frente del servicio, veremos nuevos cambios en 2016.

Empezando en UFC 195 veremos más énfasis en el servicio, algo que afectará todas las carteleras de la promoción y que afectará incluso a regiones como Brasil, con el canal COMBATE, y el resto de Latinoamérica con el canal UFC Network, que ya tienen señales que muestran en vivo todas las carteleras del UFC por un precio fijo.

Dustin Poirier y Joseph Duffy serán la tercer pelea de la noche en UFC 195, lugar claramente bajo para peleadores de este nivel, pero serán el ‘experimento’ como ‘pelea estelar’ de Fight Pass. Dos semanas después en UFC Fight Night: Dillashaw vs Cruz, Tim Boetsch enfrentará a Ed Herman en esta posición.

Ahora veremos carteleras armadas en tres unidades, cada una con su pelea estelar. El modelo hace más sentido cuando se observa desde las perspectiva del mercado de los Estados Unidos. En una función como UFC 195 nuestros vecinos del norte ven las primeras peleas de la noche en UFC Fight Pass, el segundo bloque de preliminares en televisión por cable en la señal de Fox Sports 1 y las peleas estelares por Pago Por Evento. El tener una pelea fuerte encabezando cada uno de estos bloques hará que los aficionados estén más atentos a cada parte de la cartelera.

Para Latinoamérica donde todas las carteleras se ven de manera íntegra y en vivo por UFC Network, hará que varios aficionados sintonicen más temprano.

Los medios de Estados Unidos critican la decisión de colocar a Anderson Silva en un evento que solo se verá en UFC Fight Pass en febrero de 2016 en la ciudad de Londres ante Michael Bisping, pero no ven el famoso ‘big picture’.

La función se llenó a inicios de diciembre vendiendo más de 17,000 boletos en tan solo 27 minutos sin haber anunciado a Anderson Silva, pero con el brasileño el UFC satisface a las televisoras que llevarán el evento en vivo en Europa con una pelea estelar de alta audiencia como Silva vs Bisping y crea la necesidad de compra en los aficionados de Estados Unidos y otros territorios quienes estarán pendientes del regreso de Anderson Silva y que ahora, solo podrán verlo en este servicio.

El Pago Por Evento, parte fundamental del modelo de negocios del UFC desde su nacimiento, cada vez está más cerca de su extinción. Poder solucionar los problemas que ha presentado UFC Fight Pass desde un inicio, y curar el servicio con peleas imperdibles será una prioridad para la promoción en este 2016.

Entrevista con Yair Rodríguez previo a UFC Boston

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top