ESPECIALES

TRES ASALTOS: La importancia de Goyito Pérez, Invicta FC y la dualidad de Anthony Johnson

‘Tres Asaltos’ es un nuevo espacio semanal a cargo de nuestro editor en jefe, Rodrigo Del Campo (@RodDelCampo) donde analizará de manera editorial los temas que afectan a las Artes Marciales Mixtas.

Por: Rodrigo Del Campo (@roddelcampo)

PRIMER ASALTO: La importancia de Goyito Pérez

Con este breve video Erik ‘Goyito’ Pérez anunciaba su regreso a los entrenamientos después de una lesión y cirugía en el hombro que lo dejó fuera de UFC 180 y que lo pone en tiempo para pelear en junio en la Ciudad de México dentro de la cartelera de UFC 188. Paso necesario para el país, para Erik y para la promoción.

Simplemente, no hay peleador más importante en la historia del MMA de México que Erik ‘Goyito’ Pérez. Erik fue el sexto peleador nacido en México en llegar al UFC; pero el primero nacido, criado y formado en el país. Sin hacer menos al resto de los peleadores que llegaron a la promoción en el 2014, quienes abiertamente declaran que Erik ha sido una figura importante en su vida y preparación especialmente después de que varios de ellos pasaron un año con él en Albuquerque, Erik llegó al UFC en una época diferente logrando el debut directo con méritos y no como parte de una estrategia de la promoción para buscar más aficionados y funciones en México.

Jamás se le podrán descontar tres cosas a Erik, primero y segundo tiene dos récords absolutos en una de las divisiones más competidas del MMA. Es el único peleador en la historia del UFC y la WEC en finalizar en el primer asalto a sus tres primeros oponentes (John Albert, Ken Stone y Byron Bloodworth), es propietario del KO más rápido en la historia de la división ya sea en UFC o WEC cuando venció a Ken Stone en 17 segundos. Con seis peleas en el UFC (4-2) ha duplicado el promedio histórico de carrera de un peleador en el UFC, carreras que normalmente duran solo tres peleas. Todo esto con 25 años de edad.

Pocos peleadores han hecho más por la promoción del UFC en nuestro país. Con un nuevo campamento y sin lesiones esperemos que Erik pueda ser parte de los dos eventos del octágono en México este año y reciba la ovación ganada hace años.

SEGUNDO ASALTO: La inteligente fecha de Invicta FC

Invicta FC tiene un 2015 muy complicado frente a ellos. Después de firmar un contrato de transmisión con el UFC logró pactar tres eventos en el 2014, pero ninguno de ellos fue parejo de principio a fin y sus dos primeras salidas de la ciudad de Kansas City, donde habían realizado sus primeros ocho eventos, no fueron exitosas en taquilla o cobertura de medios.

Después de rumores que ponían a Invicta en las mismas arenas pero un día antes que el UFC, harán algo similar con su siguiente evento Invicta FC 11 al visitar el Shrine Auditorium de Los Ángeles el 27 de febrero, un día antes de UFC 184 en el Staples Center de la misma ciudad y lo harán con el morbo de ver a Cyborg Justino pelear un día antes que Ronda Rousey, aunque lo hará de nuevo en las 145 libras y no las ansiadas 135 libras que podrían ver un duelo con Rousey.

La promoción atraerá la atención del público, y seguramente de los medios reunidos para el UFC muchos que cubrirán por primera vez en vivo un evento de la promoción. Ahora el reto será sostenerlo al menos siete u ocho veces en este 2015, reto complicado para la pequeña organización que abrirá con el pie derecho.

TERCER ASALTO: La terrible dualidad de Anthony Johnson

Anthony Johnson vencía a Alexander Gustafsson el sábado en Estocolmo silenciando a la audiencia local con un brutal nocaut. Pero para el nuevo retador será difícil sacudir los alegatos de violencia doméstica que han sacudido su carrera.

En septiembre del año pasado la madre de los hijos de Johnson lo reportó a la policía por amenazas e intentó obtener una orden de restricción en su contra, esto seguido de un ataque reportado en 2012 donde al parecer Johnson golpeó a la madre de sus hijos y le tiró dos dientes.

Esto viene después de un arresto sufrido por Johnson en 2009 por un ataque a otra mujer donde recibió cargos de violencia doméstica, agresión, amenazas de muerte y destrucción de un teléfono para evitar el reporte de un crimen. De acuerdo a los documentos, donde Johnson se declaró culpable a cargos menores y fue sentenciado a tres años de libertad condicional, Johnson cargó a la víctima por las axilas, la arrojó al piso, la colocó en una llave y la arrastró por las escaleras.

Culpable en el primer ataque y con la intención de la queja retirada por la demandante, y reintegrado al UFC después de esto, en la segunda ocasión, Johnson solo ha dado más munición a los críticos del deporte.

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top