NOTICIAS

Takeya Mizugaki vence a Erik ‘Goyito’ Pérez por decisión dividida

Ante la gran ovación del público del Bankers Life Fieldhouse, con las notas de “El Hijo del Pueblo”, la máscara de Goyito Power y la bandera de México, Erik ‘Goyito’ Pérez salió a su cuarto combate en el UFC.

Acompañado de su entrenador Mike Valle, Greg Jackson y su entrenador de lucha Ricky Lundell, Erik llegó a su destino después de ocho meses de inactividad. La prueba sería la más difícil de su carrera, el veterano japonés Takeya Mizugaki. Decidido, serio e intenso, esperaba a su rival en la esquina azul.

El toque de manos iniciaba el combate. Mizugaki, quien ha dependido de los puños en toda su carrera salió agresivo a presionar al peleador de Monterrey que no se dejó intimidar al inicio del combate y comenzó a buscar su distancia con los ganchos y las piernas. Cambiando de nivel logró hacer contacto en varias ocasiones con el mentón del japonés antes de ir por el derribe y llevar la pelea al suelo, pero ya sangraba de la nariz, señal de los golpes que habían hecho contacto.

“¡Vamos Goyito!” se escuchaba en la tribuna. Paciente, Erik mantenía al rival en la reja, esperando su oportunidad, aunque se veía cada vez más probable que por primera vez en su carrera dentro del UFC el mexicano llegara al segundo asalto.

Entre asaltos Mike Valle ponía el hielo en la nuca de su pupilo, mientras le revisaban la sangre de la nariz, al mismo tiempo le pedía que al final de los intercambios llevara a su oponente al piso. Los intercambios el inicio del asalto no iban para nadie, sus intentos de derribo eran bloqueados exitosamente por Mizugaki y el camino no se veía claro.

Sangrando y exhausto, llegó la más fuerte encrucijada de la carrera de Erik. Se encontraba abajo en las tarjetas y necesitaba una sumisión o un nocaut para no ver cortada su racha. La izquierda de Mizugaki inició el tercer asalto haciendo contacto como lo había hecho en todo el combate. Ante los gritos que instaban acción por parte de su entrenador Mike Valle, el tiempo se le terminaba a Erik, él lo sabía y veía el reloj en las pantallas.

El corazón de Erik no estaba en duda, aún cuando su rival tenía un ‘rear naked choke’ encajado y cortando su circulación, logró defenderlo y regresar. Al final el tanque de gasolina se acabaría para ambos, y en el último minuto no podían dar más. La suerte estaba decidida y no iría para el mexicano, perdiendo 29-28 en dos tarjetas, ganando una y obteniendo la quinta derrota de su carrera, la primera en el UFC.

Con esto el momento de Erik se ve detenido súbitamente, sufriendo la derrota ante el oponente más difícil de su carrera no se vio mal, su carrera sigue prometiendo y con un récord de tres victorias y una derrota y tan solo 23 años el futuro para el mexicano sigue siendo prometedor.

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top