ENTREVISTAS

La última oportunidad de redención para Kelvin Gastelum

Por: Rodrigo Del Campo (@RodDelCampo)

Kelvin Gastelum ya lo sabía. Este jueves sería difícil. “Todo bien, saliendo del media day” nos dice Kelvin via telefónica desde una fría Toronto, Ontario.

A poco menos de un mes de que Kelvin Gastelum llegara pesado a la semana de la pelea de UFC 205 y temiera por su vida durante un brutal corte de peso para enfrentar a Cowboy Cerrone, pelea que se canceló ya que no estuvo cerca del límite de las 170 libras y no estuvo presente en la ceremonia de pesaje, hoy sería el primer día que enfrentaría a los medios en presencia y por teléfono.

“Estoy bien. Las últimas semanas han sido bastante duras. Lo que pasó en Nueva York afectó mi trabajo, mi reputación, mi vida personal la afectó mucho. Muchos aspectos de mi vida. A sido muy dura mi vida las últimas semanas” me cuenta Kelvin.

Las únicas declaraciones que haría Gastelum el día del pesaje de UFC 205 serían via Twitter. En la más sonora pedía disculpas a su equipo, amigos y familia, agregando que tendría que “evaluar cosas en mi vida”.

¿A qué se refería?

“Mi vida fuera del entrenamiento” dice sobriamente Gastelum.

“Mientras que estoy entrenando, las ocho semanas de campamento, estoy enfocado solo en el peso que subí fuera del campamento. Esto es lo que me tengo que concentrar ahora en adelante, tener un peso bajo fuera del entrenamiento. Cuando no estoy entrenando para una pelea, subo demasiado de peso. La gente no sabe que subo 40 a 50 libras arriba de división. Ese es el cambio que tengo que hacer en mi vida, no subir tanto de peso fuera del campamento.”

Después de un duro fin de semana en UFC 205, Gastelum regresó rápidamente al trabajo. El plan sería el mismo que hizo después de meterse en problemas a inicios de 2015 cuando no pudo dar el peso ante Tyron Woodley.

Seguir entrenando, y buscar la primera oportunidad para pelear lo más rápido posible.

“He tratado de mantenerme positivo, activo, he estado entrenando de todos modos desde Nueva York para ver si brincaba a una oportunidad, y cuando se presentó la oportunidad de pelear contra Tim Kennedy brinqué a ella. Yo sabía que necesitaban un reemplazo para Rashad Evans, yo quería tratar de hacerles el favor y ayudarlos un poco, y tratar de ponerme en buenas condiciones con los jefes. Estoy bien, estoy a una libra del peso, como medio kilo, me siento bien. Me siento afortunado de poder pelear, de estar aquí y que me den otra oportunidad.”

Por parte de UFC no hubo duda. En cuanto Kelvin pidió la oportunidad la organización accedió a la pelea. Era una oportunidad no solo de buscar recuperar su nombre, y hacer un favor a la promoción, pero también de resarcir los daños financieros de haber realizado un campamento de entrenamiento, y no haber recibido paga alguna al no pelear.

“Ellos estuvieron de acuerdo de inmediato. Creen en mí, creen en mis habilidades y tengo buena relación con los jefes. Fueron buenos para darme esta oportunidad. Me siento afortunado de competir este fin de semana, de pelear este fin de semana, y que me paguen.

“Eso es algo grande que afecta, no me pagaron en Nueva York…el campamento cuesta mucho. Es cuestión de seguir adelante, hacer lo mejor que pueda, brincar a la oportunidad que me den y es lo que hice. Soy afortunado de poder competir. Lo que pasó en Nueva York también me afectó financieramente, en mi vida personal, en mi reputación, y quiero tratar de hacer las cosas bien y aprender de ellas. Soy humano, hacemos errores y aún crezco como persona, como peleador, como profesional, así que me falta bastante por aprender y crecer. Solo intento mantenerme positivo, enfocarme a eso y a Tim Kennedy, acabando el año con una buena nota.”

Han sido más de dos años fuera de acción para Tim Kennedy, quien no ha peleado desde una controversial pelea ante Yoel Romero en septiembre de 2014 y perdió un primer regreso en UFC 205 ante Rashad Evans quien no recibió el alta médica para UFC 205 y UFC 206.

“No lo conozco mucho. No ha peleado en más de dos años, no lo había estudiado. Tuve que ir a ver sus últimas dos peleas para más o menos saber que es lo que él va a traer…voy a enfocarme en mí, en lo que hago…él tiene mucho en su plato ahorita, anunció que es parte de la MMAAA, tiene un show de caza en la televisión, tiene mucho en su mundo que no sé si está enfocando en el show, en la asociación, en la pelea.”

Kelvin Gastelum de inmediato supo quien estaba de su lado y quien lo apoyaría. El enfoque por el momento es en el mismo, sabiendo que en UFC 206 ante Tim Kennedy inicia su última oportunidad de redención.

“La gente que me apoya los quiero mucho, los veo. Veo los comentarios, sé quienes son y sé quienes no. Estoy muy agradecido con los que me apoyan, gente que me mandó mensajes positivos cuando más los necesitaba en la vida y lo aprecio. Pienso corregir y hacer las cosas bien, estar en buenas cuentas con la gente que me apoya. Los que no me apoyan, no pasa nada. Soy humanos como ellos, hago errores y nadie es perfecto. Si ellos creen que esto es fácil, que intenten hacerlo. Es todo.”

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top