Indiscutido

ENTREVISTAS

La última oportunidad de Demian Maia

Después de una carrera en la división media, incluyendo una de las peleas más controvertidas del UFC, Demian Maia reconstruyó su carrera en la división welter.

“Cuando decidí bajar a la división welter, mi manager Eduardo comenzó a ayudarme a controlar el entrenamiento. Ahora es más planeado, más organizado con los entrenadores, más profesional y eso ha sido la gran diferencia. Entrenaba mis fortalezas y ahora entreno más con estrategia, no solo para salir a pelear.

“Yo cuando bajé de peso me sentí más rápido, con más energía, mucho más rápido pero mi fuerza no cambió mucho. En la división media en realidad no hacía dieta, solo entrenaba y peleaba, a veces tenía que comer mucho más para subir de peso. Creo que mi división verdadera es la welter”.

Después de tres victorias en fila, la última un impresionante despliegue de piso ante Jon Fitch, llegó la oportunidad de ser estelar por primera vez en la nueva división.

Ante Jake Shields y con ventaja de casa en Brasil, Maia no pudo implementar su plan de juego y perdió una difícil decisión divida.

“Cuando pierdes una pelea así siempre es duro. Cambias de mente, pero es duro. Me costó trabajo digerirlo. Cuando mi manejador Eduardo habló con el UFC para tener una nueva pelea y me dieron un gran oponente como Rory y pude empezar un nuevo campamento de entrenamiento se me olvidó todo el pasado y me enfoco en el futuro”.

Ya instalado en la ciudad de Las Vegas, con el entrenamiento hecho y cumpliendo labores de promoción antes de la pelea, hablamos por teléfono con Maia. La primer preocupación cerca de la pelea siempre es el peso,

“Estoy bien, todo bien. El peso siempre es difícil, bajo más de peso que cuando estaba en la división media y siempre es duro”.

La oportunidad que tiene Maia frente a él, la oportunidad de redimirse, es en una pelea que lo lanzaría de lleno a la plática de nuevos contendientes para el cinturón welter del UFC. Este sábado enfrentará a Rory MacDonald, quién de haber ganado su última pelea estaría preparándose para una pelea de título y no contra Maia.

MacDonald, llamado a veces aburrido por los aficionados y la promoción, en realidad es un acertijo muy complicado para sus oponentes. Con un estilo inusual pero efectivo de pie y una pelea de piso pulida por años de entrenar al lado del más grande en la historia de la división welter, Georges St-Pierre, el reto es complicado para Maia.

“Sí, es muy complicado. Tiene muchas habilidades, puede pelear bien de pie, en el piso también es muy bueno. Tiene muy buena defensa de derribo y buenos derribos. No es fácil pero si quiero seguir en la cima tengo que enfrentarme a peleadores como él.

“Tengo muchos peleadores en mi campamento que han estado en el UFC y son los que me ayudan. Especialmente Chris Wilson. Ya me ha ayudado, lo hizo para la pelea con Jon Fitch y lo hizo para esta también. Es un gran tipo y un gran atleta”.

A los 36 años de edad la pelea ante MacDonald puede ser la última oportunidad de Maia de contender por el título welter. Con una división completamente abierta después de que el campeón Georges St-Pierre dejara vacante el cinturón y se alejara por un tiempo del UFC, la victoria el sábado será clave.

Antes de irnos Demian, veterano de casi ocho años en el UFC (su debut llegó UFC 77), nos dejó un mensaje para México y su afición:

“Yo sé que en México la gente ama las peleas y tienen grandes boxeadores y seguro pronto tendrán grandes peleadores de MMA. La gente comenzará a entender más sobre MMA, sobre la pelea de pie y en el piso. Sobre mí tienen que saber que soy un peleador de Jiu Jitsu Brasileño, tengo mucho tiempo compitiendo en ello y lo trasladé al octágono donde me ha ido bastante bien. He tenido grandes peleas y espero que este sábado vean una gran pelea”.

UFC 170 se llevará a cabo el sábado 22 de febrero en el Mandalay Bay Events Center de la ciudad de Las Vegas, Nevada y podrá verse en UFC Network y UFC.tv

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Lo Más Leído

To Top