ENTREVISTAS

La reconstrucción de Horacio Gutiérrez

Por: Rodrigo Del Campo (@RodDelCampo)

Han pasado más de ocho meses de una de las noches más complicadas en la carrera de Horacio Gutiérrez. Después de vencer a dos de los veteranos más complicados de la segunda temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica, Daniel Salas y Polo Reyes, caería de manera abultada en las tarjetas ante el peruano Enrique Barzola.

“Me siento muy bien, contento, emocionado” nos dice Horacio via telefónica desde Salt Lake City, Utah, donde este sábado hará su regreso ante el peligroso japonés Teruto Ishihara en la cartelera preliminar del evento UFC FIGHT NIGHT: Rodríguez vs Caceres, pelea en la cual regresará a las 145 libras.

“Lo principal, voy a pelear en mi peso habitual, 145 libras. Estoy muy bien, cambié muchas cosas desde ese día. Estaba muy ansioso, vengo con esquina renovada, con Roberto Ramírez, Efraín Escudero y John Crouch. Vengo muy contento, concentrado y enfocado en mi trabajo.”

Roberto Ramírez, entrenador en jefe de Chicago Fight Team, fue quien ayudó a Horacio a hacer la transición al MMA. Para este campamento, Horacio pasó una temporada en uno de los gimnasios más renombrados del deporte, MMA Lab en Arizona, casa Efraín Escudero y del ex campeón ligero de UFC, Benson Henderson, liderados por el entrenador John Crouch.

“Fue increíble. Si te soy honesto la primera semana, no te voy a decir que me quería regresar pero me daba miedo ir a entrenar cada día. Era durísimo, un entrenamiento exagerado. Ben Henderson me agarró diario, me dio la “bienvenida” la primera semana. Demostré que iba a entrenar fuerte y me abrieron las puertas. John Crouch es uno de los mejores entrenadores del mundo, hice una relación muy buena con él, nos mandamos mensajes, me dijo que me aprecia y que Roberto y yo somos parte de se equipo y nos quiere mucho. Me siento muy contento, tendré dirección de Roberto, Crouch y Efraín, una esquina inteligente. Un buen cambio, gran brinco entrenar con gente tan buena.”

Con el trabajo hecho, la mente va en estas últimas horas a la báscula. Por primera vez desde octubre de 2014 el mexicano estará peleando en su división natural, las 145 libras.

“Llevo año y medio o casi dos años sin pelear en peso pluma, vencí a José Luis Verdugo. Después tuve una en peso pactado, 150 libras, y luego las de la casa de TUF y la final. Ha sido duro, pero lo he superado. Llevo tres semanas con dieta súper rigurosa, no estoy lejos del peso. Ustedes van a ver mi físico, me siento muy bien.”

El estilo de su oponente Teruto Ishihara, así como sus increíblemente graciosas declaraciones, la han ganado algo de fama. Detrás de esto Horacio encuentra un peleador complicado para su segunda pelea en UFC, esperando una guerra donde ya ve algunas oportunidades para conectar.

“Es un peleador muy talentoso. Zurdo y muy rápido para entrar a salir. Deja muchos huecos, es “mal hecho”, entra rápido y sale rápido sin guardia y son los espacios que tenemos que buscar para conectar. Sé que será una guerra, una pelea muy dura. El peleador es muy bueno, pega muy duro…se presta para que sea una guerra, la pelea de la noche y la gente se de cuenta de lo que soy capaz. Estoy seguro que al final que saldré con la victoria, pelea muy bien, pero no lo han presionado, yo seré paciente y cortaré los espacios.”

Consciente de lo que está en juego en esta segunda pelea en UFC, “The Punisher” ha reconstruído su campamento con miras a una segunda oportunidad. No hay excusas a la actuación ante Barzola en Monterrey, y mucho potencial que demostrar en esta nueva pelea.

“Quiero demostrar que soy de los mejores mexicanos que existen. Desde chico lo he tenido en mi mente, ser el mejor, estar en UFC y ser campeón. La vez pasada fue una mala noche, sin excusas. Ahora vamos a demostrar de lo que estamos hechos de verdad, el corazón, las ganas y de lo que estamos hechos.

“No tengo distracciones, no estoy haciendo redes sociales ahorita y perdón a quien no le haya contestado. Le di mi celular a mi entrenador, hago mis entrevistas, voy a entrenar y es lo que hago.”

Parte de la inspiración de Horacio viene de la generación actual de peleadores mexicanos, con quienes ha compartido combates, entrenamientos y carteleras. Tal es el caso de de este sábado cuando comparta función con Yair ‘Pantera’ Rodríguez, quien hará historia como el primer peleador mexicano en encabezar una función de UFC.

“Esta generación es increíble…Marco Beltrán por ejemplo, 3-0 en UFC y le ganó al campeón de TUF Brasil…Pantera ni hablar, el nocaut contra Fili fue increíble y tiene un talento muy grande. Resuelve todos los problemas que se le presentan en las peleas. A ‘Diablito’ lo conozco desde que estábamos chiquitos, peleábamos en las mismas carteleras. Polo Reyes con una pelea increíble. Yo creo que está generación va a la cima, poco a poco, dando saltitos. Yo creo que en uno o dos años veremos a varios en el TOP 10 de todas las divisiones. Todos trabajando fuerte y con mucho respeto.”

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top