Indiscutido

ENTREVISTAS

La lucha de Erik Pérez

Habían pasado tres años, casi a la fecha, de la última vez en que Erik “Goyito” Pérez salía de un combate sin alzar la mano. El 28 de agosto en la ciudad de Indianápolis era la prueba de fuego ante un fuerte veterano como Takeya Mizugaki. Uno de los campamentos más fuertes, con mayor concentración y esfuerzo de Erik terminó lamentablemente, con una derrota:

“Estoy bien, yo creo que hay que cerrar los capítulos y el que sigue es, de ahora en adelante, otras pelas. Las revanchas como les digo. Mi próxima es contra Edwin Figueroa y hay que ganar”.

Su cara al final de la pelea ante Mizugaki lo decía todo, pero si algo nos ha demostrado Erik en su carrera, y en estas cuatro peleas en el UFC ,es que siempre aprenderá del combate, sin importar el resultado.

“Hubo muchos errores, la pelea pasada me hizo comprobar que en este deporte hay que estar preparado al 200% para ganar. Me comprobó que tengo que entrenar mucho más, que tengo bastantes cosas que mejorar. Yo creo que esta pelea me hizo ver quien soy y mejorar bastante por ello. Me hizo ver que tengo que trabajar muchos ámbitos. Cambiamos el acondicionamiento, aunque dí los tres rounds fuerte, no me cansé en el cardio. Cambiamos un poco los ejercicios, ahora hacemos muchos de mano para tirar los golpes más rápido, más combinaciones que es lo que nos va a servir en esta pelea”. 

Esto es lo que marca la diferencia en la carrera de Erik. Su trabajo es incansable después de la victoria y ahora, regresando de una derrota, la preparación es mucho más analítica y fuerte. Dos grandes ventajas en su carrera han sido su ética de trabajo y el gran equipo de entrenadores a su disposición. La dedicación con la que Erik viajó desde joven a la ciudad de Albuquerque, Nuevo Mexico, haciendo lo necesario entre entrenamientos para poder recaudar el dinero necesario para seguir entrenando, el esfuerzo que hizo para llegar a este punto, y el corazón con el que lo ha hecho, no ha disminuido en absoluto.

El equipo de trabajo en Jackson’s MMA es otra arma secreta, comenzando con Mike Valle, originario de Matamoros y quien ha acompañado en gran parte de su carrera a Erik. Mike fue quien ayudó a Erik para llegar a Jackson’s MMA y Erik fue quién, pidiendo que Mike fuera a Albuquerque para ayudarle en un combate previo a sus días de UFC, ocasionó que el gimnasio se diera cuenta de su talento y varios de los peleadores lo reclutaran para quedarse a trabajar con ellos.

Israel Martínez, alias “Izzy Style”, es uno de sus entrenadores de lucha, Ricky Lundell se sumó para la pelea ante Takeya Mizugaki y es este staff, comandados por Greg Jackson quién no solo lleva el entrenamiento de Erik, también analiza los combates y reacciona ante los aciertos y errores que se hicieron, recomendando cambios o adaptaciones en el entrenamiento no solo para la mejora de Erik, también para atacar las debilidades del siguiente oponente.

“Hace tres semanas empecé campamento y los entrenadores decidieron que me viniera a Chicago una semana a preparar la lucha para estar mejor. El luchar, el estar fuerte. Los entrenadores se juntaron y Greg Jackson me explicó unas cosas que hice mal. Estoy mejorando el como atacar cuando tengo a mi oponente en la reja, creciendo como peleador.

 “El como derribar, como bajar los niveles, tomar las piernas parar tirar, presionar en la reja, como poner el peso encima del contrincante para tomarlo bien. La lucha te ayuda en explosividad, yo creo que es un punto básico del peleador nuevo de MMA. Aquí en Estados Unidos hay muchos que lo hacen en MMA porque desde chicos hacen lucha. En México no lo tenemos mucho, las escuelas no lo tienen como actividad desde la secundaria como en Estados Unidos. Por eso los peleadores americanos son tan completos. Tengo que agarrarlo y esforzarme. Lo de ahorita es una semana de pura lucha y regreso a Albuquerque para combinarlo con los golpes”.

Jackson’s MMA no solo es conocido como un lugar con alto nivel y una reputación impecable al analizar a los peleadores y sus oponentes, también es uno de los gimnasios con mejor ambiente y hermandad en todo el mundo del MMA, clave para recuperarse de una derrota.

“La verdad es que afuera del gimnasio cuando vas a otras partes todos te dicen que hacer y que no hacer cuando no tienen la menor idea de lo que es pelear. Los peleadores de UFC, tus amigos, no te dicen nada. Te dicen que vas a aprender y esa pérdida solo te hace mejorar. Esa pelea, yo no digo derrotas, es una pelea y me va a hacer mejorar al fin de cuentas. Lo digo, es una guerra y solo perdí una batalla”.

Ahora el reto es Edwin Figueroa el 16 de noviembre en UFC 167, la cartelera que marca el vigésimo aniversario del UFC, “Me enorgullece pelear en la cartelera de aniversario. No hay tanta presión, los reflectores no estarán tanto en mí. Tal vez en México, pero no de los peleadores. Va a haber muchas previas y la meta, lo que quiero, es verme bien”.

Esta es la lucha diaria de Erik Pérez. Desde el inicio nos ha mostrado su corazón de oro y su incesante preparación. La satisfacción no ha llegado y él, no parará hasta lograrla.

Entrevista con Yair Rodríguez previo a UFC Boston

Comments

comments

Comments

Comentarios

  1. […] Originario de Monterrey, Nuevo León, Erik “Goyito” Pérez es el único peleador actual del UFC nacido en México. Después de tres victorias en fila en la mejor promoción de Artes Marciales Mixtas del mundo, Erik hace todo para recuperarse de su primer derrota, la cual intentará vengar el 16 de noviembre ante Edwin Figueroa. Publicado originalmente en Indiscutido. […]

Lo Más Leído

To Top