ENTREVISTAS

Jessica Aguilar: “Fue una experiencia horrible e injusta”

STAFF / INDISCUTIDO.COM

Han pasado cuatro días desde que sorpresivamente la Comisión Atlética del Estado de Nueva York decidió cancelar la tercera pelea de la mexicana Jessica Aguilar dentro del UFC, pero la molestia sigue.

Aguilar, primera peleadora nacida en México en pisar el octágono, estaba programada para enfrentar a Jodie Esquibel la noche el viernes en la ciudad de Utica dentro de la cartelera UFC FIGHT NIGHT: Rivera vs Moraes.

A minutos del encuentro la Comisión local decidió cancelar la pelea por una situación que se dio desde el día jueves.

Aguilar, nos platicó todo lo sucedido la tarde del martes desde su hogar en la Florida, a donde ha regresado después de pasar un tiempo en Texas con su familia.

Todo inició el día del pesaje. Durante el proceso del pesaje oficial, los peleadores tienen que pasar por un examen físico para tener el alta para pelear al otro día, esto es un proceso extra a los exámenes médicos que ellos tienen que pagar y entregar a las Comisiones para recibir la licencia de pelea.

“El jueves en el examen físico previo al pesaje me estaba poniendo Chapstick en mis labios y me preguntó, “¿qué tienes en tus labios?” Yo le dije que nada, que tenía los labios secos y me estaba poniendo chapstick” nos dice Aguilar, refiriéndose a la Doctora de la Comisión, Angela Gagliardi.

Jessica Aguilar durante el pesaje de UFC Utica (Cortesía Jessica Aguilar)

“Ella me dijo que tenía algo en los labios y me mandó al dermatólogo. La dermatóloga me dijo que no tenía nada, que tenía los labios secos y me dio el alta médica sin problemas. La Comisión no dijo nada más, todo estaba bien en ese momento y yo estaba lista para pelear.”

El problema llegó el día de la pelea, con un cruce fatídico entre peleadora y Doctora que tal vez si no hubiera sucedido, hubiera permitido que la pelea se llevara a cabo.

“Llegué a la arena y todo estaba bien, y estaba lista para pelear. En la arena me hicieron la prueba de orina para demostrar que no había embarazo, y pasé frente a la doctora que me había enviado al dermatólogo un día antes. Comenzó a seguirnos y empezó a ver mis labios, y habla con el otro Doctor, está causando problemas y ella fue quien canceló la pelea. Fue como una hora antes de la pelea que nos dijeron que la pelea estaba cancelada”.

De acuerdo a Jessica al enterarse de esto, el UFC intentó hacer lo posible para que el combate se realizara. Se le hizo una revisión extra donde no le encontraron ningún tipo de infección en los labios o algún problema médico. El UFC llamó a la dermatóloga que había dado el alta un día antes, quien afirmó que no había ningún problema médico, pero la Comisión decidió cancelar la contienda, una decisión instantánea e inapelable.

“No es justo que alguien cancele una pelea cuando no hay nada malo. Creo que la Comisión no sabe lo que los peleadores pasamos durante las ocho semanas del campamento. No solo soy yo, es mi oponente, es mi equipo, somos todos. Yo volé a mi compañero de sparring, Ramiro Ruiz, cerramos por unos días nuestro negocio en Florida. Son muchas cosas y que ella haga una decisión así, sin razón, cuando yo tenía los exámenes médicos, cuando tenía el alta médica de un dermatólogo un día antes, no está bien. Es injusto y no está bien”.

Para Aguilar todo lo que rodeó a la decisión se sintió como algo personal desde el día jueves previo al pesaje, cuando tuvo un primer encuentro con la Comisión local.

“Fue mal juicio por parte de la Comisión, pero yo sentí que estaba siendo atacada. El jueves durante el examen médico previo al pesaje yo simplemente pregunté cuanto duraría el examen para decir si hacía el examen antes o si me pesaba antes. Y cuando lo pregunté ella tomó un mal tono de inmediato y me dijo que tomaría 20 minutos, que no sería como en todos los estados y estuvo muy defensiva, después de eso todo salió mal”.

Este no ha sido el primer problema con la Comisión Atlética del Estado de Nueva York, estado que permitió de vuelta el MMA en el 2016. En casi todos los eventos que ha realizado el UFC desde su regreso a este estado en noviembre de aquel año, siempre ha habido alguna controversia. Desde Daniel Cormier tomando la toalla en UFC 210, suspensiones por haber fallado en la báscula o salir de la jaula, hasta una acusación por parte del peleador Jim Miller, quien declaró que que esta Comisión quería detener su pelea ante Anthony Pettis a realizarse en en el estado de Nevada, en Las Vegas, cinco meses después de que él había peleado en Nueva York.

Desde que se canceló la contienda, Aguilar buscó que se mantuviera la pelea ante Esquibel, y nos confirma que el plan es que se realice antes de que termine el mes de julio.

“Después de que la pelea se canceló fui al vestidor de Jodie, me disculpé, le dije que era una locura, nos vimos y yo pregunté a ella ese día si aceptaba la pelea si podíamos reprogramarla, su equipo y ella aceptaron. Estamos intentando hacerlo lo más pronto posible, estamos pensando en la cartelera del 14 de julio en Boise, Idaho, pero no hay nada confirmado aún”.

Cortesía Jessica Aguilar

Cortesía Jessica Aguilar

La cartelera de Boise será encabezada por el compañero de equipo de Aguilar, Junior Dos Santos, quien enfrentará en la contienda estelar a Blagoi Ivanov. Esta función apenas tiene ocho peleas programadas y se espera que tenga al menos 13 contiendas la noche de la función.

Para acelerar el proceso, Aguilar nos confirma que este martes visitó al Doctor para tener una nueva opinión, confirmando que tiene alta médica, que no hay nada en sus labios y mucho menos algo contagioso.

El día lunes la Comisión Atlética del Estado de Nueva York en un comunicado al portal MMA Fighting declaró que Aguilar había sido retirada por lo que llaman “una condición médica potencialmente contagiosa”, agregando que habían cancelado la pelea “por la seguridad de la peleadora afectada y su oponente”.

Es esta última parte la que molesta mucho a la mexicana, ya que siente que afecta directamente su reputación, y es algo que causa que jamás quisiera volver a intentar pelear en el estado.

“Nunca pelearía de nuevo en Nueva York. Absolutamente no lo haría, fue una experiencia horrible, injusta. Pone una marca en mi reputación cuando de hecho nunca he tenido un problema, tengo todos mis exámenes médicos, tenía el alta médica. Nunca he tenido un problema médico que no hayan sido lesiones o cirugía. Es triste, que alguien publique algo así. No me gusta explicarme ante nadie, yo y mi equipo sabemos la verdad, pero siento que ahora tengo que hacerlo porque no estuvo bien lo que hicieron”.

La Comisión Atlética del Estado de Nueva York no respondió a la solicitud de comentario de Indiscutido al momento de publicación.

Por lo pronto para Aguilar lo que sigue es mantener el entrenamiento, y esperar que llegue la nueva fecha para la pelea.

“Espero estar de vuelta y muy positiva el 14 de julio. Esto no me detendrá, vamos a arreglar esto, regresar a entrenar, ir al campamento, ondear mi bandera y tener esta victoria”.

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top