NOTICIAS

Esquina Neutral: Mis 3 deseos para 2018

1.- Claridad en las 155 libras en UFC

No me importa si regresa Conor McGregor o no. No me importa si defiende por primera vez en sus 24 peleas como profesional y 10 años de carrera. No me importa si Conor McGregor se mantiene durante el resto de su actividad como peleador profesional en “peleas de dinero” sin importarle el tema deportivo.

Lo único que pido este año es claridad en la división ligera.

A McGregor se le retiró el cinturón pluma tras 11 meses, cuando era clara la intención de no regresar a esta división al ganar al cinturón ligero. A favor al irlandés, y obviamente viendo la exposición mediática y ganancia económica que tendría la promoción, se le permitió contractualmente boxear ante Floyd Mayweather.

Hoy no sé si el irlandés tiene la intención de regresar al MMA, o de enfrentar a Tony Ferguson o Khabib Nurmagomedov, mucho menos cuando podría ganar tres o cuatro veces más en una pelea de boxeo o convenciendo al UFC de una “súper” pelea ante alguien como Georges St-Pierre o enfrentando una tercera ocasión a Nate Diaz.

No pasa nada.

Retiremos el cinturón, digamos que el de Ferguson es el Indiscutido, y volvamos a emparejar a Ferguson ante Nurmagomedov antes del mes de mayo de este año, última fecha durante la primera mitad del año donde el ruso, quien observa el Ramadan con ayuno (Mayo 15 a Junio 14 en 2018) como devoto musulmán, podría pelear.

Hay lugar para las dos cosas, para un McGregor que seguirá siendo la mayor atracción del deporte de combate, y solo tomará peleas fuera de la norma, y para que la promoción finalmente trate como estrellas a Tony Ferguson y Khabib Nurmagomedov.

Los comentarios de Dana White a Yahoo! Sports el jueves al menos han dejado claro una cosa. Como él mismo dice, ya se le ha hecho una oferta a McGregor.

Otra cosa, no confundan la permisividad de White.

Antes que nada hay una gran relación entre él, McGregor, y el manager del irlandés. Pero también hay un contrato. Si Conor no regresa al octágono pero decide ir a boxear, necesita el permiso, y dejar parte de su ganancia, en el bolsillo del UFC. Y con tantos comentarios de White sobre la inminente aparición de “Zuffa Boxing”, yo creo que habrá relación entre McGregor y la promoción para un buen rato, aunque quiera hacerse el duro en redes sociales.

2.- Un plan de salida para Caín Velásquez

Los comentarios de Daniel Cormier hace unas semanas fueron música para mis oídos, aunque aún quiero ser cauteloso.

De acuerdo al campeón semicompleto de UFC, su gran amigo Caín Velásquez por primera vez en su carrera se ha tomado el tiempo adecuado para recuperarse de las lesiones de espalda que lo han aquejado desde finales de 2013.

Velásquez compitió por última vez a mediados de 2016 en UFC 200, pasando por encima de Travis Browne. Pero ese lado, donde no le importa competir lesionado aunque eso signifique agravar la situación a la larga, lo llevó a no cancelar una contienda ante Fabricio Werdum a finales de 2016, lesionándose aún más.

Al revelar en una entrevista que entraría a cirugía una semana después de la pelea sin importar el resultado, la Comisión de Nevada no le otorgó la licencia para combatir. No hemos sabido más de él profesionalmente.

Hay una mirada muy corta de algunos sectores de la afición sobre la carrera del hijo de mexicanos.

El pensamiento generalizado es que simplemente se lesiona demasiado. Un gran problema es que esta afición lo conoció ya en su etapa de MMA, y realmente no saben la carrera deportiva que tuvo en su juventud.

La lucha universitaria estilo folk en la División I de la NCAA es uno de los deportes más duros y competitivos del mundo. Después de ser campeón nacional a nivel Junior College, Velásquez salió del programa de Iowa Central al de la Universidad Estatal de Arizona, donde compitió dos años y quedó como All-American del peso completo en su último periodo de competencia.

Esto es sin contar lo que hizo en la preparatoria con dos campeonatos estatales.

La voluntad de Velasquez me lleva a pensar que en este periodo, como lo ha hecho durante su carrera en el MMA, luchó lesionado en incontables ocasiones. Como varios peleadores de MMA que lucharon en el alto nivel de la NCAA, el cuerpo de Caín llegó ya con problemas al MMA. Que Caín siempre haya querido trabajar a pesar del dolor, solo complicó las cosas.

Según Cormier, finalmente Velásquez se tomó el tiempo correcto, y tuvo una cirugía extra en el intermedio.

Su equipo, y el mismo Velásquez, deben estar conscientes que la siguiente corrida en UFC podría ser la última de la carrera del dos veces campeón completo de la promoción. La edad no es la limitante, 35 años en la división completa no es grave, pero si el historial y más al nivel que compite.

El competidor dentro de Velásquez, así como el padre de familia, sabe que son pocos combates los restantes y que las metas son tres: volver a competir por el cinturón del UFC, ganar la mayor cantidad de dinero posible para asegurar el futuro de su familia, y despedirse de una manera digna y representativa del mejor Caín Velásquez que vimos en el octágono, aquel que nos hace pensar a muchos que en su mejor forma, nadie en la historia del peso completo puede tocarlo.

3.- Respeto para Demetrious Johnson

Cuando lleguen las siguientes generaciones de aficionados al MMA, creo que la actual saldrá regañada.

Creo que se preguntarán, ¿porqué no lo apreciaron cuando lo tuvieron? ¿Porqué no veían sus peleas? ¿Les daba miedo que un hombre de ese tamaño podía acabar con cualquiera de ustedes con menos esfuerzo que el que se necesita para apagar una vela?

Algunos simplemente no lo entenderán, y ya es irracional hablarles a ellos. Pero aún así deseo el respeto merecido para Demetrious Johnson.

Los argumentos son los mismos, son cansados, son personales y son de desconocimiento.

“¿Porqué no sube de división?” dicen, sin saber que estuvo en la segunda pelea de campeonato en la historia de la división gallo en UFC…o sin saber que incluso hoy Demetrious Johnson es probablemente el peso mosca más chico de la promoción.

“¡Es qué me aburre que luche!”, para eso esta el box o kickboxing (del que también se van a quejar, porque el punto realmente es quejarse).

“¡Es que no finaliza!”, aunque haya finalizado en 7 de 12 peleas de campeonato.

“¡Es que no le gana a nadie!” aunque no sepan quien es quien, o que no conozcan a la mitad de los peleadores dentro de otras rachas históricas.

Hay críticas que entiendo. El nivel técnico que tiene para algunos puede ser “tedioso” (muy entre comillas). El dominio que tiene les parece “aburrido” (porque no están pensando que el peleador al que está atropellando también es de lo mejor del mundo).

Este 2018 se cumplen 25 años del inicio de UFC. El reglamento unificado del MMA, y las divisiones en el deporte, tienen menos de 20 años. En este corto tiempo es normal que generación a generación, sin buscar exagerar, tengamos al “mejor de todos los tiempos”.

Demetrious Johnson lo es.

Hoy es el mejor peleador en la historia del MMA. Ha elevado el deporte a un nivel técnico y teórico que jamás hemos visto y espero que todo fan aproveche antes de que venga un declive o un retiro.

También espero que en la siguiente generación, de la cual forma parte alguien como Max Holloway, encontremos “al mejor de todos los tiempos”.

A Johnson no le queda mucho por demostrar en el deporte.

Si la racha de 11 defensas consecutiva al cetro mosca del UFC, rompiendo la impuesta por Anderson Silva en peso mediano, era suficientemente impresionante, los repetidos dopajes positivos del brasileño y Jon Jones, creo que cierran el debate.

Georges St-Pierre tendrá cinturones en dos divisiones, pero creo que aprovechó una tormenta perfecta ante Michael Bisping, y que no tendría mucha oportunidad ante el resto de la cima de la división media, ni ante muchos pesos welter actuales.

¿Qué viene? Tal vez la tan cantada pelea ante T.J. Dillashaw en 125 libras, peso que el campeón gallo clama que puede dar en la báscula.

¿Honestamente? Es la pelea para los casuales, pero que debe aprovechar Johnson.

Sigo pensando que de dar el peso, Dillashaw habrá hecho tanto daño en su cuerpo, que será una noche fácil para un Demetrious Johnson que no le debe nada a nadie, pero que al contrario, se le debe mucho más respeto del que se le da.

YAIR RODRÍGUEZ DESPEDIDO DEL UFC

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top