ESPECIALES

Esquina Neutral: Los reflectores sobre Alexa Grasso

Rodrigo Del Campo / Indiscutido.com

Por: Rodrigo Del Campo (@RodDelCampo)

Este sábado en su segundo combate en UFC, en la ciudad de Houston ante Felice Herrig, Alexa Grasso tal vez no tenga el combate más duro de su carrera (sigo pensando que ese honor corresponde a la japonesa Mizuki Inoue), pero por mucho el más importante.

Y lo hará en un lugar con mucha historia, el Toyota Center.

Las cuatro visitas anteriores de UFC a esta arena han dado combates extraordinarios.

En UFC 69, Matt Serra sorprendió a Georges St-Pierre para coronarse. En UFC 136, Frankie Edgar finalmente podía vencer a Gray Maynard en un tercer combate entre ambos. UFC 166 vio el inició de la racha de nueve victorias de Tony Ferguson, el legendario encuentro entre Gilbert Melendez y Diego Sánchez, y la última defensa de Caín Velásquez al cinturón completo de UFC.

UFC 192, la última visita de UFC a Houston, vio la tercer victoria en fila de Yair ‘Pantera’ Rodríguez en el octágono, lo cual empataba el récord de Érik ‘Goyito’ Pérez como los únicos mexicanos hasta ese momento en iniciar su carrera en UFC con tres victorias. Hoy, Yair tiene seis victorias en fila y Marco Beltrán los igualó con tres victorias en fila para iniciar su paso en el octágono.

Para Alexa, el turno en el Toyota Center llega con los reflectores sobre ella.

Después de superar las lesiones que la alejaron por 17 meses del MMA, Alexa regresó con dos de sus mejores combates. Primero tendría su primer pelea estelar en Invicta FC y dominaría a Jodie Esquibel, para después hacer su debut en la Ciudad de México superando a Heather Jo Clark en todos los sentidos para llevarse la victoria.

En solo su segunda pelea en UFC, la promoción ha decidido darle la confianza para colocarla como la pelea coestelar de la noche en una función de gran importancia.

No solo se realiza un día antes del Super Bowl, en los Estados Unidos será transmitida por la misma cadena que transmitirá el juego, por lo cual ha recibido gran promoción. El hecho de estar como coestelar significa que Alexa ha estado presente en todos los aspectos promocionales de la cartelera junto a su oponente y los estelares Dennis Bermudez y Chan Sung Jung.

El reflector brillará más sobre ella por un par de razones.

La primera, el gran estilo que tiene. Los fundamentos de golpeo aprendidos en Lobo Gym, bajo la instrucción de su tío Francisco, hicieron que los aficionados de hueso colorado se volvieran en sus discípulos desde el primer combate en Invicta. La velocidad, el movimiento, el análisis, y el poder, convierten a cualquiera que pueda verla pelear.

La segunda, por la importante cantidad de latinos, mexicanos en particular, en Houston. Esta afición tiraba el Toyota Center cuando Diego Sánchez y Gilbert Melendez se enfrentaron, no dejaron de cantar con Caín Velásquez,  se volvieron locos con “El Corrido de Chihuahua” anunciaba la llegada de Yair Rodríguez. Ellos se volverán locos cuando la vean salir con la bandera mexicana al octágono.

El escenario no está solo puesto con la posición en cartelera y la ciudad, pero también porque la función contará con otros dos importantes combates en su división, las 115 libras, que podrían arrojar futuras contrincantes.

Tecia Torres, rankeada #6 en el UFC y una de las peleadoras paja más divertidas del MMA, buscará reponerse de su primer derrota como profesional al enfrentar a la australiana Bec Rawlings.

La última campeona de 115 libras en Invicta FC, Angela Hill, hace su regreso a UFC ante la brasileña Jessica Andrade, quien en solo dos peleas en esta división tal vez sea la peleadora que más cerca está de una oportunidad al cinturón de las seis en esta cartelera.

Alexa tiene la oportunidad de brillar como nunca en su carrera este sábado, y una victoria dejaría claro que está lista para un escenario aún más grande.

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top