ESPECIALES

Esquina Neutral: Las siguientes batallas de Conor McGregor

RODRIGO DEL CAMPO / INDISCUTIDO.COM

Por: Rodrigo Del Campo / @RodDelCampo

La pregunta más popular de esta semana en el mundo del MMA es, ¿qué sigue para Conor McGregor?

Lo primero es analizar la posición en la que está el irlandés.

Desde antes de destrozar a Eddie Alvarez como nadie lo había hecho y convertirse en el tercer peleador en UFC con cinturones en divisiones diferentes, el único en hacerlo de manera simultánea, Conor McGregor está en una posición jamás antes vista para un peleador de Artes Marciales Mixtas.

UFC había coqueteado con la atención de los medios masivos con peleadores como Tito Ortiz, Chuck Liddell, Brock Lesnar y más reciente, Ronda Rousey. Pero nadie ha logrado capturar la atención fuera de la burbuja del deporte, con aficionados y medios, como lo ha hecho McGregor.

La primera batalla vendrá con los nuevos dueños de la promoción, WME-IMG.

En la conferencia de prensa posterior a UFC 205, McGregor declaró: “Tienen que hablar conmigo ahora. ¿Quieren que me quede? ¿Quieren que siga haciendo lo que he estado haciendo? Quiero ser dueño. Quiero una parte. Quiero lo que merezco, lo que me he ganado.”

Tengamos la opinión que sea de McGregor, tiene toda la razón. ¿La principal queja? Si UFC ahora presume que 23 celebridades son dueños de una parte de la compañía, ¿no es más digno de una parte el atleta que más dinero genera a la promoción?

Más cuando el irlandés acaba de demostrar que en el mercado de medios más importante del mundo, Nueva York, puede romper marcas de ingresos y asistencia. Hay que recordar que UFC regresa a Nueva York, Brooklyn específicamente, para un evento numerado el mes de febrero.

Pero lo que ha emocionado a algunos aficionados, y molestado a otros, es lo que ya se vislumbra como la elección de su siguiente oponente.

¿Qué es lo más importante para McGregor? Esa es la decisión a tomar. Ya ha hecho historia y jamás podré culpar a un peleador, cuya ventana para generar ingresos es tan corta, por ir a por la pelea de dinero. Más cuando el irlandés está a punto de ser padre.

Deportivamente, hay cuatro peleas para él: el ganador entre Anthony Pettis y Max Holloway en defensa de su cinturón de 145 libras, Khabib Nurmagomedov o Tony Ferguson en defensa al cinturón de 155 libras, o Tyron Woodley por el cinturón welter si quisiera volver a buscar historia.

Desde la noche de UFC 205, McGregor descartaba a Nurmagomedov al recordar su historia de lesiones. Dos días después, el entrenador John Kavanagh hizo controversiales declaraciones nombrando a Nate Diaz como el mejor peleador de 155 libras después de McGregor, agregando que el creía que Diaz podía vencer a Nurmagomedov y Ferguson.

Los aficionados de McGregor le perdonarán de inmediato ir por la rivalidad, los aficionados más fervientes del deporte probablemente se molesten…y no quiero pensar en sus reacciones cuando vuelva a haber drama en una conferencia de prensa.

El dinero fácil o el legado y los récords, esa es la batalla interna que tendrá que librar Conor McGregor, quien de escoger a Diaz tendrá que recordar las lecciones del amañado boxeo y tendrá que atender a los legítimos contendientes rápidamente.

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top