ESPECIALES

Esquina Neutral: La aventura Sudamericana del UFC

ROBERTO BELTRÁN / INDISCUTIDO

En diciembre de 2016 dentro de nuestro podcast “La Decisión Dividida”, y varios de nuestros espacios, comentamos por primera vez la intención del UFC por llegar a un país de habla hispana en Sudamérica.

Si bien Carlos era muy optimista, y yo tenía mi regular pesimismo, en esa ocasión revelamos que Argentina y Chile eran los países en los que UFC había fijado la mira.

La razón, a pesar de las quejas de muchos aficionados, es sencilla. Son los dos países de habla hispana en la región con los escenarios más viables para albergar un evento de UFC y cumplir los requerimientos técnicos.

Principalmente, la Movistar Arena en Santiago de Chile.

Una arena con capacidad de 15,000 personas, y con la infraestructura necesaria para la producción, realizar un evento de nivel UFC y hacer la transmisión de este a nivel mundial.

9 de diciembre de 2017 fue la primera fecha que se buscó llegar. Lamentablemente no se pudo conseguir la arena, y la fecha se realizó en Fresno, California.

Más de un año después de nuestros comentarios, lo platicado se hizo realidad. El 19 de mayo de 2018, seis meses después de lo planeado originalmente, UFC finalmente llegará a Santiago de Chile con evento ‘Fight Night’, del cual ha anunciado cinco peleas, sin anunciar aún la pelea estelar.

Se espera que el argentino Santiago Ponzinibbio, el peleador nacido en un país de habla hispana sudamericano de mayor ranking en UFC, sea el estelar de la cartelera.

Aunque el evento se retrasó, las situaciones mejoraron a favor del UFC.

Cuando se iniciaron las pláticas para ir a esta región, Televisa aún tenía un monopolio sobre las transmisiones de UFC en la región bajo el canal de paga ‘UFC Network’.

Cuando el grupo Endeavor, llamado WME-IMG al momento de comprar el UFC, tomó la operación completa de la promotora en diciembre de 2016, revisó todos los contratos de televisión. Ese mismo mes estuvo a punto de cancelar el contrato con Televisa tras encontrar incumplimientos, llegando a un acuerdo que frenó este cambio a marzo de 2017.

Televisa perdió el derecho de uso del nombre “UFC”, cambiando a Fighting Sports Network, cedía los derechos de transmisión fuera de México, y veían cortado el contrato, el cual originalmente caducaba en 2023 y ahora terminará en diciembre de 2018.

Un mes después, Centroamérica, El Caribe y Sudamérica, llegaban a Fox Sports, quienes también compraban los derechos para México, los cuales se integrarán en enero de 2019.

De la noche a la mañana, UFC ganó literalmente decenas de millones de televisores en la región, lo cual ayudó en cerrar la fecha de Santiago, y ayuda en una futura fecha en Argentina que aún se planea antes de finales de 2018.

Mientras las quejas de algunos aficionados casuales, que no planea ir a la función, que no han visto el producto en años, y que piden peleas imposibles de llevar a ese mercado o peleadores retirados, UFC seguirá con el plan que ha permitido la expansión.

Si bien existe un argumento para la sobre saturación de eventos de UFC desde que se elevó la cuota anual a 40 eventos o más al año, fue esto mismo que le permitió llegar a mercados como Chile.

¿Porqué no llegar con un evento numerado a este mercado como se hizo en México? Dos razones sencillas.

A diferencia de México, UFC no tiene un campeón actual de esa región, como se tenía en noviembre de 2014 y junio de 2015, la fecha de los dos eventos numerados que ha hecho UFC en la Ciudad de México.

Si bien Valentina Shevchenko, la peleadora nacida en Kirguistán, representa a Perú y hoy vive desde hace un par de años en Estados Unidos, debería ser la siguiente retadora al cinturón de 125 libras, es división no tiene el peso para encabezar una cartelera numerada de UFC, la cual se vende en Pago Por Evento en mercados como Estados Unidos y Canadá.

Es así que el evento de Chile será, y probablemente el de Argentina, “Fight Night”.

Esta es la modalidad más común de evento de UFC, con casi treinta de estos al año, incluyendo los últimos tres realizados en México.

Al igual que ha sido la tendencia en UFC durante los últimos cuatro años, los eventos se busca llenarlos de la mayor cantidad de talento local.

Los dos representantes de Chile ya están confirmados, con el originario de Temuco, Diego Rivas enfrentando al argentino Guido Cannetti, y el peleador de padre chileno, Vicente Luque, enfrentará a Chad Laprise.

Se han agregado la mexicana Alexa Grasso, quien enfrentará a la peleadora de herencia mexicana Tatiana Suárez, y la venezolana Verónica Macedo, quien baja a las 125 libras y le dará la bienvenida a Andrea Lee.

No esperen super estrellas que solo pelean en los Estados Unidos, esto no pasará y no lo ha hecho UFC en los últimos años.

Esperen una cartelera repleta de latinos, esperen debuts, esperen un sólido evento estelar, y probablemente 13 peleas a un precio no muy alto en el boletaje y en línea a los precios de un evento como estos en Estados Unidos.

Gran parte de la razón en la fecha, y lo que ayuda a esto, es que se realizará una semana después UFC 224, evento a llevarse a cabo en Río de Janeiro, ayudando a que el viaje sea de menos de cinco horas al aire, más corto que viajar de costa a costa en Estados Unidos.

UFC estará vigilante de la reacción del público, la venta del boletaje, la cobertura en medios, y todo afectará en la decisión para el evento en Argentina y un eventual regreso en 2019.

El plan de la promoción por el momento es no estar en México en 2018, enfocarse en Sudamérica, y regresar en 2019 a este país ya que se integren los derechos de televisión a FOX Sports.

Creo que hablo por todos cuando digo que el deseo es que Chile sea un éxito, Argentina sea un éxito, y que UFC no tenga remedio más que integrar México de vuelta y se hable de un futuro en 2019 con tres funciones en países de habla hispana.

YAIR RODRÍGUEZ DESPEDIDO DEL UFC

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top