ESPECIALES

Esquina Neutral: Goyito Pérez y Combate Américas

RODRIGO DEL CAMPO / INDISCUTIDO.COM

El 5 de noviembre de 2016, Érik ‘Goyito’ Pérez regresaba al octágono del UFC en la Ciudad de México, venciendo a Felipe Arantes, ligando su tercera victoria en fila, y su séptima victoria en nueve combates dentro de la promoción.

Ese mismo día sucedieron dos malas noticias para el originario de Guadalupe, Nuevo León.

Pérez terminaba su contrato con UFC, y se lesionaba la rodilla, con un pronóstico de estar fuera de acción cerca de 18 meses.

Previo a la pelea de Arantes, UFC se había acercado con el mexicano para buscar extender el contrato antes de que este terminara, pero la oferta era muy baja, presentando casi ninguna ganancia al contrato que estaba por terminar.

Ambas partes decidieron dejar caducar el acuerdo para buscar una negociación próxima.

En ese intermedio, llegaron nuevos dueños al UFC, y el matchmaker principal de UFC, Joe Silva, salió de la promoción, con Sean Shelby tomando las riendas y Mick Maynard uniéndose a UFC.

Dentro de este nuevo panorama llegó la oportunidad de Érik para acercarse a Combate Américas como comentarista, manteniendo también su posición como comentarista para UFC.

Campbell McLaren, así como la gente de Televisión para Combate Américas, vieron la reacción del público, tanto en Latinoamérica, como en México y los Estados Unidos, comenzando a trabajar para llevarlo como peleador a la promoción.

La oferta llegó.

Del lado de la televisión se le ofrecía al mexicano mantener el rol como analista en las transmisiones de Combate Américas, algo importante ya que la promoción se transmite por televisión abierta en México, y recién firmaron un acuerdo con NBC Universal en Estados Unidos, el cual ahora les da transmisiones en Telemundo (televisión abierta) y NBC Sports Network (televisión por cable), aparte de Azteca América, todo esto en Estados Unidos.

Una exposición mucho mayor a la que tenía en los transmisiones en Español de UFC, las cuales se usan para el Fighting Sports Network en México, canal que tiene cerca de 100,000 suscriptores únicamente, y para Fox Deportes en Estados Unidos.

Del lado deportivo, el contrato tiene un plazo de 18 meses y un máximo de cuatro peleas a disputarse en este periodo.

Del lado económico, la oferta fue mayor que lo que UFC en ese momento estaba dispuesto a pagar por el mexicano con más victorias en la historia del UFC, y quien al momento de irse en noviembre de 2016 era el latinoamericano con más victorias en la historia de UFC, superado por Santiago Ponzinibbio con 8 victorias más de un año después en diciembre de 2017.

No había mucho que pensar por parte del Goyito, quien hizo lo que cualquiera de nosotros hubiera hecho y tomó la mejor oferta para su vida personal.

Goyito, como fue el caso con su larga lesión de hombro, no ha dejado de trabajar. Tras una religiosa rehabilitación de rodilla después de la cirugía, está listo para regresar a la acción.

La gran pregunta es, ¿podrá aprovecharlo Combate Americas?

Sin lugar a dudas la promoción lo ha contratado como la mayor estrella en la promoción, pero tendrá que trabajar en una parte al menos.

Por su trabajo en UFC, Érik es principalmente conocido en México y Latinoamérica, pero la mayor atención a Combate Americas no está en esta región, está en la población latina de los Estados Unidos.

Mercados que en nombre podrán sonar similares, tienden a ser muy diferentes en sus hábitos de consumo. Y si bien Érik es un nombre que les puede abrir las puertas a lo grande en el sur de los Estados Unidos, tendrán que trabajar para establecer su nombre e imagen en la población latina del país de origen de la promoción. Combate Américas tendrá que decidir a cual de los dos mercados dar prioridad.

Iniciando como un ‘reality show’, Combate Americas arrancó como promoción en septiembre de 2015. La primera prueba del contrato de Goyito será la cantidad de carteleras que podrán realizar por año.

En 2016 realizaron solo cinco carteleras, en 2017 realizaron 10 carteleras.

Tomando la última muestra, 10 por año o 15 en un año y medio como marca el contrato de Érik, para aprovechar las cuatro peleas firmadas con el mexicano él tendría que ser el estelar en casi 30 por ciento de las carteleras que pacten en el periodo de su contrato.

También, tendrán que conseguir oponentes a la talla.

En teoría la primera pelea del mexicano sería ante Levy Marroquín, quien ganó el torneo de una noche de la división gallo el mes de noviembre, pero hay que tomar en cuenta que Marroquín solo ha dado el peso en una ocasión en su carrera, y aunque la promoción no puede pasar por alto a Marroquín, tienen que ir pensando quién seguiría después de ese combate.

Del lado de Pérez habrá mucha presión. La expectativa de todos no solo es que gane todos los combates que tenga en la promoción, la expectativa es que lo haga ver fácil y demostrar el nivel que tuvo dentro del UFC, donde en dos etapas de su carrera estuvo en el top 15 de la división.

El problema es que tal vez el desconocimiento de la promoción por el público casual, quien no conoce a los prospectos pero ubica a Goyito, llegue a afectar. Si las peleas de Érik en Combate Americas llegan del grupo de peleadores que estuvo en el torneo, no tendrá combates sencillos.

Todo apunta a que la primera prueba llegará el mes de marzo.

La promoción tiene dos mercados que atender, y una estrella en su nómina. Veremos si saben aprovecharla al máximo.

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top