ESPECIALES

Esquina Neutral: El desastre en las 145 y 155 libras

RODRIGO DEL CAMPO / INDISCUTIDO.COM

Por: Rodrigo Del Campo (@RodDelCampo)

El nuevo año iniciará con caos para UFC en lo que han sido dos de las divisiones más importantes en la promoción en años recientes, las 145 y las 155 libras.

Sí, parte de esto ha sido ocasionado por Conor McGregor, pero la pequeña piedra que cayó y que está a poco de convertirse en una loza fue una simple lesión. Una fractura al pie de Rafael Dos Anjos que lo dejó fuera del evento estelar de UFC 196.

Conor McGregor venía de noquear a José Aldo en 13 segundos tres meses antes. Nate Diaz tomó la pelea con 10 días de antelación, en 170 libras, y sometía al irlandés.

Las 145 libras entraron en limbo. McGregor se aferró a una revancha ante Diaz y se fabricó del aire un cinturón interino que ganó José Aldo en UFC 200 con miras a tener una revancha que jamás pensó darle el irlandés.

McGregor obtuvo el cinturón de 155 libras y ahora tomará descanso después de darle todo a la promoción previo a ser padre por primera vez.

Retirado el cinturón de 145 libras que jamás intentó defender McGregor, la división ha seguido una caída en barrena.

Una pelea de cinturón interino en UFC 206 que solo una de las dos partes, Max Holloway, realmente merecía. Eso sin contar que UFC quiso hacer un cinturón interino entre Anthony Johnson y Gegard Mousasi en 205 libras tras la lesión de Daniel Cormier.

De manera inverosímil, la promoción quería empujar a Holloway a regresar al gimnasio de inmediato para enfrentar a Aldo en UFC 208 el mes de febrero. Una decisión basada puramente en el negocio al no tener un cinturón que encabezar la cartelera, en lugar de dar a Holloway un tiempo de preparación necesario para la pelea más difícil de su vida con una lesión en el tobillo.

En 155 libras, con Conor en descanso, el intento ha sido firmar por tercera vez un combate entre Khabib Nurmagomedov y Tony Ferguson, los dos mejores pesos ligeros del mundo.

Ambos han accedido, pero las negociaciones se han detenido ya que Ferguson, el peleador con la racha de victorias más larga en la historia de las 155 libras en UFC; gana solo $55,000 dólares por pelea, exigió un cinturón interino en el combate y ha pedido acertadamente, un ingreso más grande por el combate.

Aquí salieron los sorpresivos comentarios de José Aldo en medios brasileño y estadounidenses.

Primero, él y su entrenador Andre Pederneiras criticando a Max Holloway por no tomar la pelea en UFC 208.

Aldo ha salido de cinco peleas de campeonato pactadas en UFC y en cinco años solo ha peleado nueve veces en el octágono. Como comparación, la racha de victorias seguidas de Holloway es de 10, y tiene 16 peleas en el octágono en un año menos en UFC.

El segundo, fue revelar que UFC le ha ofrecido una pelea de cinturón interino en 155 libras ante Khabib Nurmagomedov en UFC 209 el mes de marzo en Las Vegas.

Hoy Aldo ha criticado que Nurmagomedov no quiso la pelea, el ruso quiere a como de lugar pelear con Ferguson, pero solo hay que recordar las críticas de Aldo a McGregor por subir de división y no defender su cinturón…como él quiere hacer ahora.

Si han seguido la historia hasta aquí, tendríamos a Holloway como campeón interino de 145 libras, José Aldo como campeón indiscutido de 145 libras, Conor McGregor como campeón indiscutido de 155 libras y la creación de un cinturón interino más.

Temo, como bien apunta Khabib Nurmagomedov en redes sociales, que si José Aldo realmente ha recibido una oferta para pelear por un cinturón interino en 155 libras, solo está siendo arrastrado a esta escena como un arma de negociación en contra de Tony Ferguson.

El ruso sabe mucho del tema. Rumbo a UFC 205, cuando Eddie Alvarez buscaba negociar un salario que realmente representara adecuadamente lo que su combate ante Conor McGregor en UFC 205 y lo que él traía a la mesa, el cinturón ligero que tanto buscaba McGregor, UFC ofreció el combate a Nurmagomedov quien firmó un contrato, solo para que le fuera retirado y la pelea fuera para Alvarez.

Aldo no es el peleador más fácil con quien lidiar, la relación entre el brasileño y UFC está muy desgastada por lo que él siente es un trato injusto y las ventajas que se le han dado a Conor McGregor, agregando que el brasileño sigue en un camino ciego a querer vengar ese nocau.

Después de las recientes amenazas de retiro, las juntas en Las Vegas y reclamos irreales a Max Holloway por estar lesionado, ¿qué pasará con Aldo si Ferguson termina firmando y la leyenda se queda sin nada en el plato?

Una lesión descarriló todo en solo nueve meses y previo al inicio de lo que tiene que ser uno de los años más redituables de la compañía después del préstamo obtenido por los nuevos dueños para la compra del UFC, y la negociación de nuevos derechos de televisión, no queda mucho tiempo para arreglar este problema.

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top