ENTREVISTAS

El largo camino a casa para Érick ‘Perry’ Montaño

Por: Rodrigo Del Campo (@RodDelCampo)

Por primera vez en más de dos años, Érick ‘Perry’ Montaño peleará en casa, la Ciudad de México.

Estos últimos años han sido duros, llenos de trabajo y crecimiento.

Después de tres peleas en 2014, Montaño cerraría el año viajando a Coconut Creek, Florida, para ser parte del segundo programa de desarrollo de talento latinoamericano de UFC en el gimnasio American Top Team.

Esta generación del programa arrojaría en 2015 a los dos ganadores de The Ultimate Fighter Latinoamérica 2, Montaño y Enrique Barzola.

Tras salir del programa de desarrollo, y grabar el reality en los meses de marzo y abril de 2015, vendrían meses de encierro y trabajo en la Ciudad de México y Chicago, preparándose para el debut en UFC en Monterrey, venciendo a Enrique Marín en un cerrado combate para convertirse en el ganador del reality en 170 libras.

Las lesiones aquejaron al capitalino.

UFC buscaba que regresara a la acción desde el mes de enero de 2016, pero tuvo que ser hasta el mes de septiembre, donde en Hidalgo, Texas caía ante Randy Brown.

“Muy bien. Regresé muy motivado, listo para seguir entrenando” nos dice Perry en entrevista. “El lunes después de la pelea de inmediato estaba listo para entrenar. Me siento feliz y bien, no he dejado de entrenar porque quería una oportunidad rápido.”

El nuevo reto será el sábado 5 de noviembre en UFC FIGHT NIGHT: Dos Anjos vs Ferguson en la Arena Ciudad de México, donde enfrentará a Max Griffin 751 días después de su última pelea en la Ciudad de México, su lugar de nacimiento.

“Estoy súper contento. La verdad muy feliz, de alguna manera que aquí está todo, conozco todo. Me muevo como pez en el agua. Peleó entre mi gente, entreno con mi equipo, con gente que me quiere, le estoy echando todas las ganas y estoy muy motivado de estar aquí.”

Si bien son más de dos años entre actuaciones en México para Montaño, serán solo 50 días entre la más reciente pelea de Montaño en UFC y su regreso al octágono el 5 de noviembre.

Esto, también tiene algo de simetría con sus últimas actuaciones en la Ciudad de México.

El 30 de agosto de 2014 venció a Polo Reyes en el evento estelar de Xtreme Kombat 25. 49 días después, el 17 de octubre de 2014, vencería a Sergio ‘Drako’ Cossio en Xtreme Kombat 27, su última pelea en México.

“Es un poquito complicado, me hubiera gustado descansar una semana más pero es parte de esto, ya como peleador uno sabe que esto es trabajo, es lo que nos gusta hacer y lo tomo de la mejor manera como debe de ser. Hay algunas cosas, no que jueguen en contra, pero el cuerpo resiente en las bajadas de peso” nos dice Perry.

Pero también hay ventajas, “por otro lado estoy muy sumergido en el campamento de la pelea pasada, tengo muy vivo lo que pasó en la pelea pasada y de ese gancho me estoy agarrando para hacer las cosas bien.”

El quitarse el mal sabor de boca es una de las grandes razones por las cuales Montaño tomó una oportunidad en tan corto aviso. Son 50 días entre peleas, pero serán menos de 40 días entre la firma del contrato y la contienda.

Después de un duro primer asalto, Perry regresó fuerte en el segundo y dominó por completo a Randy Brown, antes de un error fatal a 18 segundos de inicio del tercer asalto, donde entregaba el cuello y terminaba sometido.

Aún antes de firmar la pelea del 5 de noviembre, el trabajo de análisis inició rápidamente.

“Revisé varias veces la pelea. Me gustó la parte de la lucha, el trabajo de golpeo que hice en relación a no entrar de frente, ir lateral, me gustó la presión en la reja, los derribos que logré, el control de posición, el ground and pound. Creo que tenía que haber propuesto más con las manos, empujar con el striking.”

“En cuanto me dijeron el oponente de inmediato buscamos las peleas más recientes, por supuesto su debut en UFC. Vimos como punto flaco la lucha, lo derribaron y le costó trabajo levantarse. Vamos a tratar de capitalizar eso, y de ahí en fuera tenemos que hacer más presión y presencia en la pelea de pie, con piernas y manos. Ir al frente.”

Viniendo de una dura derrota, Érick ‘Perry’ Montaño quiere probarse ante su público.

“Me tomo las cosas en serio. Esta pelea significa darme credibilidad, credibilidad a que estamos haciendo las cosas bien en México. Es importante que la gente entienda que aquí entrenamos fuerte, que hacemos bien las cosas, que somos quienes lo están haciendo y siempre damos lo mejor de nosotros.

“Para mí es una oportunidad increíble, siempre soñé pelear en mi casa en UFC. Estoy muy feliz, contento, es una gran oportunidad a la que no podía decir que no. Vamos a estar representando con dignidad y mucho trabajo. “

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top