ESPECIALES

Eddie Alvarez: El Rey deja el Underground

CORTESÍA UFC ESPAÑOL

Un gancho de derecha en contragolpe.

Eddie Alvarez disparaba con todo su poder y la mano derecha pasaba por detrás de la izquierda de Rafael Dos Anjos y entraba limpio en la quijada.

En ese momento, despertó.

El Eddie Alvarez que hemos visto por años, por el cual los aficionados de hueso colorado de las Artes Marciales Mixtas se desvelaban para verlo en auténticas guerras por Japón, estaba de vuelta.

Oliendo sangre presionó a un casi inconsciente Rafael Dos Anjos, lo llevaba a la reja y vaciaba su tanque al morder el protector bucal y disparar con todo lo que tenía en el cuerpo, en el alma y en el corazón, para finalizar la pelea y coronarse campeón ligero de UFC.

“Mark Henry es el cerebro de toda la operación, le debo todo. He mejorado mucho desde que regresé a casa en Philadelphia…no quiero tomar mucho crédito, yo me preparo pero le debo todo a mis entrenadores y me equipo” decía un atónito Alvarez a los medios.

“Esto siempre fue un maratón, no un sprint. Todos me preguntaban cuando iría al UFC, me decían que debía hacer…creo que si trabajas duro, si amas algo, estos cinturones son un producto. Esto no estará aquí por siempre…ahora tenemos el cinturón, soy el campeón y soy feliz.”

Nada ha sido fácil para Alvarez, quien tuvo que establecerse en Japón para poder ser un protagonista en los Estados Unidos. Quien ayudó a fundar Bellator MMA, convirtiéndose en el primer campeón de la organización, para después ver como lo que ayudó construir intentó destruirlo.

Meses en disputa contractual congelaron a Eddie Alvarez. Durante la conferencia de prensa posterior a su más grande triunfo habló de los meses difíciles…y el gran cheque que tuvo que firmar para deshacer esta situación.

Cuando el túnel parecía tener una luz al final, todo se volvió a nublar.

Eddie recordó en la conferencia una terrible depresión después de su debut en UFC. Todos los momentos complicados, los sacrificios, el dejar en Philadelphia a su familia, incluyendo a una hija enferma, para trabajar en Florida y no poder terminar el trabajo en el octágono, cayendo en su primer pelea ante Donald ‘Cowboy’ Cerrone.

Como siempre, Alvarez seguiría empujando. Abandonaría el equipo Blackzillians y regresaría a casa, a Philadelphia. Ciudad trabajadora, casa verídica y mítica de peleadores. Al final, hay muchas similitudes entre Eddie y Rocky Balboa.

Fue con esa actitud de trabajo que volvió a hacerse camino poco a poco. Primero una difícil victoria en la Ciudad de México ante Gilbert Melendez, pelea complicada donde una fractura en la nariz terminó en una inflamación espectacular en un ojo, y en la cual Melendez daría positivo en el dopaje por testosterona. Le seguiría otra decisión dividida ante el ex campeón Anthony Pettis.

Dos peleas cerradas le daban la oportunidad al reflector más grande de su carrera, y no lo desaprovecharía.

El Rey del Underground, el secreto mejor guardado de los aficionados del MMA, no lo es más. La noche del jueves en Las Vegas cimentó su lugar como uno de los mejores peleadores en la historia de la división más complicada del deporte, las 155 libras, haciendo historia al convertirse en el primer peleador en tener cinturones en Bellator MMA y UFC.

Sin importar lo que venga en un futuro, es momento que Eddie Alvarez disfrute este momento. El momento el que dejó el underground y se convirtió en el rey.

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top