ENTREVISTAS

Brandon Moreno: “Ray Borg es un monstruo”

RODRIGO DEL CAMPO / INDISCUTIDO.COM

Fueron semanas difíciles para Brandon Moreno el mes de diciembre.

Tras su primer derrota en el octágono el mes de agosto de 2017 en la Ciudad de México, había llegado un proceso de rehabilitación para una lesión que sufrió previo al combate ante Sergio Pettis en la Arena Ciudad de México.

Estando ya listo, la llamada llegó por parte de UFC para enfrentar a uno de los peleadores más duros de las 125 libras en el octágono, Ray Borg. Pero una lesión sufrida en el codo durante un entrenamiento puso todo en riesgo.

La decisión se tomó de no volver a pelear con una lesión de gravedad, y sería imposible llegar a la cita en la fecha acordada, el 18 de febrero en Austin, Texas. Moreno se preocupó, pero afortunadamente su entrenador en jefe Raúl Arvizu propuso a UFC mantener la contienda para una fecha futura, y todos aceptaron.

“La verdad es que me sentí muy feliz porque mi miedo al principio, cuando recién me lesioné era “¿Sabes qué? Me acabo de lesionar, a ver cuando me dan pelea, a ver si no se olvidan de mí, me abandonan en un rincón y me patean las pompis por ahí” nos dice Brandon Moreno desde Tijuana, Baja California, después de una sesión más de entrenamiento la tarde del jueves.

“Raúl Arvizu me habló de esa posibilidad. Decirle a UFC para mantener la pelea. La lesión no fue grave pero tuve tres semanas de inactividad. Me mantuve corriendo, haciendo pierna, pero no podía hacer más que eso…Todos aceptaron, Ray, UFC y yo quedamos de acuerdo de moverla. Yo sabía desde hace mucho, se tardaron en anunciarla pero yo sabía desde hace unas dos semanas cuando firmé el nuevo contrato.”

La nueva cita será en Brooklyn, en el Barclay’s Center dentro de UFC 223 el 7 de abril. La cartelera pinta para ser una de las más importantes del año y está encabezada por dos peleas de cinturón, Tony Ferguson defiende el cetro del peso ligero ante Khabib Nurmagomedov, y Rose Namajunas da una revancha inmediata a Joanna Jedrzejczyk por el cetro de las 115 libras.

Esta nueva fecha, terminó alineándose más a los planes originales de Moreno para 2018.

“Inicialmente mi plan era pelear en abril. Cuando me preguntaban les decía que me encantaría pelear a finales de marzo, abril. Obviamente cuando me ofrecieron la pelea para el 18 de febrero, ya calientito, le damos. Ya más calmado, frío mentalmente porque estás lesionado y se te calienta la cabeza…realmente me pregunté a mí mismo si iba a caer en el mismo error dos veces. Siempre trato de aprender, y dije “no lo puedo volver a hacer”…igual a Ray Borg le cae súper bien que todo se aplace un poco. La primera vez tuvo un problema de una enfermedad o algo así ante Demetrious Johnson. Creo que cae en mejores épocas para los dos.”

Tras pasar por el primer programa de desarrollo de talento latinoamericano de UFC en 2013, y ganar ocho peleas en fila entre 2012 y 2016, Moreno tuvo la oportunidad de ser el primer mexicano en llegar a la versión estadounidense del reality de UFC, The Ultimate Fighter, como campeón de la promoción WFF en Arizona.

Moreno caería en el primer combate ante el brasileño Alexandre Pantoja en lo que terminó siendo una de las mejores peleas de esa temporada en TUF. Así llegó la oportunidad del debut en UFC aún cuando el programa seguía al aire, tomando una pelea con 10 días de antelación y sometiendo al entonces #8 del ranking oficial de UFC en las 125 libras, Louis Smolka.

Llegarían dos victorias más en UFC, ante Ryan Benoit y Dustin Ortiz, con lo cual se abría la puerta de un evento estelar en México el mes de agosto pasado ante Sergio Pettis.

La carga de trabajo había sido muy pesada. La pelea ante Pettis, su primera derrota en UFC y su primera derrota desde 2012, era la sexta para Moreno en solo 16 meses.

Tras esta caída, Moreno no sabía que haría la promoción con él. El recibir una oferta para enfrentar a alguien tan importante como Ray Borg, fue completamente alentador para el tijuanense.

“Yo realmente dije, “perdí, quien sabe que hará la promoción conmigo ahora, tal vez no me den la misma importancia o proyección que antes”. Para ser sinceros creo que me están dando un trato increíble, me han dado peleas importantes, me dieron un evento estelar hace poco…Después de la derrota me pasó todo eso por la mente, pero me ofrecen a Ray Borg y pensé “¡Wow! Creo que todavía me tienen en la mira”. Obviamente la pelea pasada es punto y aparte, hubo muchos factores que ahorita no vale la pena mencionar. Me hacía falta descansar. De cuerpo, de cabeza, de todo, estar con mi familia.”

Brandon Moreno no demerita a ninguno de sus rivales, mucho menos a su más reciente contrincante Sergio Pettis. Pero cree que Borg es un nivel arriba de lo que ha enfrentado.

“Es otro punto y aparte Ray Borg. Viene de pelear por el título, viene de peleas importantes como Louis Smolka, Jussier Formiga. Es un reto totalmente. Ray Borg es un luchador impresionante, tiene unos scrambles y es súper explosivo, pero nunca he estado mal preparado para un reto.”

Técnicamente, Moreno suena animado cuando habla de su nuevo rival. Hay una admiración en su voz cuando describe la habilidad técnica de Borg, pero también una emoción de poder medir su propia habilidad ante alguien de ese nivel.

“Ray Borg es un monstruo, realmente. Es un muy buen luchador…nunca pierde una posición. Siempre trata de quedar arriba y la mayor parte de las veces lo logra. Su striking a pesar de que no es súper mega élite, creo que ha mejorado mucho en Jackson’s. Se dio un cambio totalmente cuando llegó con Brandon Gibson, sus manos se ven muy bien y sí, se mira que pega pesadísimo…lo que más me preocupa es su lucha, a pesar de que ha mejorado su striking en todas sus peleas lo que busca es el derribo y controlar. No es un peleador muy finalizador…pero su control, su golpeo abajo, es muy bueno. Lo tenemos contemplado, los combos que usa en sus peleas, ya estamos armando la estrategia. Estamos entrenando físicamente todo personal, pero sabemos que la pelea es punto y aparte. Ray Borg puede ser que haga algo nuevo que no haya hecho en ninguna pelea, pero estamos preparados para lo que venga la verdad. Es un reto difícil, no hay otra manera de verlo.”

Una de las cosas más impresionantes de Borg en la opinión del mexicano es el imponente ritmo en sus combates.

“Es durísimo y lo mantiene del primer al tercer asalto. Obviamente cuando peleó con Demetrious, es otra cosa. Lo controló, lo frustró un poquito al final, no pudo armar su juego. Pero en sus otras peleas ese ritmo de no parar, siempre quedar arriba en cada posición, explotar en los momentos adecuados. Tiene un timing para explotar que es impresionante. A veces mucha gente no sabe apreciar ese aspecto técnico que es súper importante, una vez que lo puedes manejar te da mucho en esta pelea.”

La lucha es un aspecto que Moreno siempre ha buscado implementar. Con diferencias entre México, donde no se practica la lucha, a Estados Unidos donde la lucha se practica en la mayoría de las escuelas, para el mexicano la ventaja ha sido tener un entrenador enfocado a la lucha, y la fortuna de entrenar durante los años con muchos compañeros con gran nivel en este aspecto.

“Es una frase que muchos peleadores usan. Me hubiera encantado tener becas de lucha de niño, tener competencias y todo eso. Pero no. A mí me dieron un balón. A lo mejor a ti también, no lo sé…es lo único que supe en mis clases de deporte…Aquí le doy todo el crédito a Raúl Arvizu. Él siempre me inculcó la lucha. Cuando iba a mis clases de Jiu Jitsu de chiquito, los primeros 10 minutos hacíamos takedowns, empecé a aprender dobles, singles, y de ahí siempre estuve empapado de lucha a pesar de no buscarla por fuera, siempre la tuve en Entram. Fui creciendo, visitando más campamentos y siempre tuve la suerte de caer en muy buenos campamentos de lucha. Con Henry Cejudo, con Joseph Benavidez que también tiene muy buena lucha…lo he implementado muy bien a mi juego. Intento ser equilibrado en mi juego, un poco general pero duro.”

A pesar de esto, Moreno sigue trabajando en la lucha, en especial para este combate. Darryl Christian ha sido una adición para este campamento, y las visitas a “Studio 540” en Solana Beach, California, le han dado un nuevo enfoque.

“El coach es Darryl (Christian), ya ha trabajado con Dominick Cruz en el pasado, ahorita está con Jeremy Stephens, con T.J. Dillashaw. El año pasado cuando fui a entrenar con T.J. en California fue cuando más hablé con él, y estuve entrenando con él. Me gustó lo que trabajaba y le tomé mucha confianza. Lo que él maneja es el bodylock, el control de las caderas. Yo personalmente creo que soy bueno con los derribos de doble pierna, de una pierna, el greco, el control de las caderas, trabajar de la zona media para arriba no es mi parte fuerte y con él estoy mejorando mucho. Ray Borg tiene muy buenos takedowns, buenos dobles, baja muy bien de nivel en la jaula, pero siento que el bodylock me va a ayudar a contrarrestar.”

Entram Gym en Tijuana, el gimnasio mexicano con más peleadores en UFC, tuvo un duro cierre en 2017, pero inició de manera explosiva este 2018 con Polo ‘Toro’ Reyes noqueando a Matt Frevola el 14 de enero en Saint Louis, Missouri.

Esa contienda, fue un detonante para Entram Gym, y con duros compromisos en puerta como la contienda de José Alberto ‘Teco’ Quiñonez ante Teruto Ishihara la semana entrante en Australia, el gimnasio está motivado para enfrentar este 2018.

“Todos estamos bien emocionados por Teco porque el domingo se va. Lo de Polo, la verdad es que todos estábamos muy felices por Polo. En general por la situación que vivimos el año pasado que fue difícil. Todos estamos felices por Polo. Tú lo conoces, es un amor ese muchacho. Es una persona muy buena onda, que siempre te llevas bien con él, siempre es bien respetuoso, bien amable, no sabes. A lo que el equipo se refiere fue una felicidad compartida, un respiro. Lamentablemente habíamos pasado por no buenos números…pero también estamos conscientes del nivel en el que estamos, y somos muchos. Es normal en campamentos grandes. Tú vez a equipos como Jackson’s, vez a Jon Jones, Cowboy Cerrone, pero no ves a los que están en promociones menos grandes que están batallando…es innegable que nos dio un respiro, nos dio alegría, chispa. Estamos en la espera de la pelea de Teco, las personas que van a pelear en Lux en la Ciudad de México, nos dio una vitamina la victoria de Polo.”

Por último, Brandon Moreno quiere agradecer el apoyo de los aficionados, y disculparse con aquellos que querían verlo en Texas, antes de recordarnos la misión que tiene en todos sus combates.

“Vi en redes sociales ayer y mucha gente comentó. Hice un Facebook Live y mucha gente me apoyó. Gracias a todos y perdón por tenerlos así, por no avisar. Cuando UFC te dice que no digas nada, así es esta bien porque luego te meten la regañada de tu vida. Disculpa a todos en Austin, muchos me escribieron en Instagram, en redes…perdón, no fue para nada intencional la lesión en el codo. Me dolió muchísimo, me deprimí poquito unas semanas, pero decidí que la salud era más importante. Nunca entras al 100 a una pelea, pero es una cosa diferente cuando tienes un desgarre, cuando tienes ese tipo de cosas, ya no es bueno pelear así. La pelea sigue en pie, es en Brooklyn, un evento increíble y a dejar todo. Siempre he hecho eso y siempre he intentado dejar todo cada vez que peleo.”

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top