ENTREVISTAS

BJ Penn: “Soy adicto a la confrontación”

Por: Rodrigo Del Campo (@RodDelCampo)

Habrán pasado 925 días entre peleas cuando llegué el 15 de enero y BJ Penn regrese al octágono de UFC para enfrentar a Yair ‘Pantera’ Rodríguez, pero también 2,249 días desde que el hawaiano ha logrado una victoria.

En enero de 2016 anunció un regreso a la acción, después de un complicado retiro ante Frankie Edgar en 2014. Pero ha sido un año de arranques en falso.

Originalmente regresaría en abril de 2016, pero UFC decidió esperar cuando Penn estaba involucrado en una investigación policial. Al no haber cargos, se decidió mover el combate para UFC 199, primero enfrentaría a Dennis Siver, después a Cole Miller, pero después Penn fue suspendido seis meses por USADA el mes de mayo por el uso ilegal de una solución intravenosa.

El último intento fue en octubre, cuando estaba programado para enfrentar a Ricardo Lamas en Filipinas, pero una lesión lo dejó fuera de esa cartelera, la cual sería cancelada sin la pelea estelar.

“Me siento muy bien, estoy my emocionado. He entrenando duro y estoy feliz” nos dice BJ Penn via telefónica a días de una pelea que finalmente parece inminente.

Al buscar el regreso, Penn viajó a la ciudad de Albuquerque para reunirse con los entrenadores Greg Jackson y Mike Winkeljohn. La intención siempre fue un campamento duro, largo y que le quitara las comodidades de entrenar en casa.

Durante la espera, estuvo trabajando en esa ciudad, pero con los últimos anuncios llegó un viejo conocido, el entrenador Jason Parillo. Estos tres entrenadores, algunos de los más exitosos en la historia del deporte, serán su esquina para el combate ante Rodríguez este domingo.

“La parte principal del campamento fue en Albuquerque. Estuve ahí un año. Los últimos meses he estado en California, con Parillo, pero fui a Albuquerque ha hablar de estrategia con Mike Winkeljohn y para estar en contacto con Greg Jackson. Esa será mi esquina, Greg Jackson, Mike Winkeljohn y Jason Parillo. Es perfecto, estoy muy contento con este resultado. Se han complementado muy bien. Les gustan cosas diferentes y a mí me gusta estudiar cosas diferentes. Ha sido muy bueno, no tengo nada de que quejarme”

Una de las controversias del combate es la inclusión de Greg Jackson en la esquina de Penn, y la relación de este entrenador con Yair Rodríguez.

‘Pantera’ pasó un año, de mayo de 2013 a mayo de 2014, en el gimnasio de Jackson como parte del primer programa de desarrollo de talento latinoamericano de UFC. Al terminar este periodo se mudó a la ciudad de Chicago con el entrenador mexicano Mike Valle, quien realmente había sido el supervisor del programa de desarrollo en Albuquerque.

A pesar de nunca hacer un campamento de entrenamiento completo en Albuquerque, esta será la primera pelea del mexicano en UFC donde Jackson no esté en su esquina.

El último combate de Penn en UFC, ante Frankie Edgar en su debut en 145 libras, fue uno complicado. Un campamento de entrenamiento controversial dio pie a tal vez la peor pelea de su paso por UFC. Un par de años después, Penn no cree que haya mucho que aprender de ese combate para ser utilizado este domingo, pero tiene la motivación para volver.

“No sé si las peleas funcionen así. Primero tienes que vivirlo, vivir como peleador. Dos, lo tienes que querer. Tres, tienes que creer. Creerlo todo. ¿Mi regreso? Muchas personas me preguntan, ‘¿porqué regresas, BJ?’. Soy adicto a pararme frente a alguien, soy adicto a la confrontación, soy adicto a la lucha. Es algo que tengo mucho tiempo haciendo y simplemente es difícil vivir sin ello”

BJ Penn es parte de un grupo exclusivo. Solo él, Randy Couture y Conor McGregor han logrado cinturones en divisiones diferentes dentro de UFC, con McGregor siendo el único que lo ha hecho de manera simultánea.

Sin embargo, hay una clara diferencia. Conor McGregor subió 10 libras, de 145 a 155 libras para lograr los dos cinturones. Penn subió 15 libras, de 155 a 170 libras para sus par de oro, mientras Couture lo logró en el límite de las 205 libras para el cinturón semicompleto y el límite de las 265 libras para el cinturón completo.

¿Alguien podrá lograr la hazaña con la diferencia que lo hicieron Penn y Couture?

“No sé, honestamente no sé” nos dice Penn. “Veo a algunos subiendo de 135 a 145, 145 a 155. Un campeón promedio puede ser campeón gallo y pluma. Un gran campeón puede ser campeón pluma y ligero, y los mejores puede ganar con más desventaja de peso.”

Las 145 libras se encuentran un momento fuerte de transición. A Conor McGregor se le retiró un cinturón que jamás defendió, José Aldo regresó a ser el campeón indiscutido pero recientemente estuvo interesado en subir a 155 libras, y Max Holloway sufrió una lesión después de UFC 206.

En este momento abierto de la división pluma es en el que regresa Penn con la intención de hacer historia y lograr tres cinturones diferentes. El trabajo vino primero, pero ahora ve la oportunidad.

“Es como dices, abierta. No lo había visto hasta ahora que lo dices pero tienes razón, está completamente abierta. Estoy muy emocionado por todo, me he dado cuenta a través del tiempo que la vida sube y baja, hay que ser humilde y trabajar. Parillo me lo dice todo el tiempo, ‘mantente humilde, sigue trabajando, y tu tiempo vendrá de nuevo’. Es lo único que puedo hacer.”

Comments

comments

Comments

Lo Más Leído

To Top